Tiempo compartido y el paraíso ilusorio

POR: MAURICIO HERNÁNDEZ

19-05-2018 12:11:22

Tiempo Compartido


La modalidad de “tiempo compartido”, popularizada décadas atrás y en mayor desuso actual, consiste en la prestación del derecho de uso sobre una propiedad, usualmente de tipo vacacional/recreativo, por un tiempo y costo determinado vía contrato, con el fin de que el cliente adquiera una membresía con el consorcio para hacer uso de ese espacio. En otras palabras, el acceso a un cuarto de hotel (casi siempre) por determinadas fechas para finalmente vender una credencial. Son bien conocidas las mañas de las hoteleras para impulsar las ventas. ¿Hasta qué punto llegarían por conseguir unas firmas?

En Tiempo compartido, segundo largometraje de Sebastian Hofmann, vemos el desarrollo de dos historias diferentes, pero paralelas: la de Pedro (Luis Gerardo Méndez, muy alejado de sus personajes de Javi Noble o Salvador Iglesias Jr.), un vacacionista que aprovechó una promoción especial; y Andrés (Miguel Rodarte), un empleado de larga carrera en el hotel pero con una inestable situación laboral.


A simple vista podemos pensar que la trama es sobre las tretas del corporativismo malévolo en su avasallante búsqueda por más ganancias y, si fuera el caso, eso se consigue. Pero, también es un relato que explora la inestabilidad de los estelaristas, pues éste desmenuza las múltiples condiciones que han afectado a estos tipos para llevarlos al bajo punto psicoemocional en el que se encuentran. Las ya tensas circunstancias familiares y estado anímico de Pedro que empeoran cuando la administración del hotel mete a otra familia en su villa sin aviso, pues él esperaba tener tiempo a solas con los suyos y así, calmar las aguas. Por otro lado, Andrés, un hombre internamente destruido por la carga laboral, la muerte de su unigénito y la pretensión implícita de su esposa de abandonarlo. Este ambiente de miseria emocional para ambos que paulatinamente empeora, se traslada de igual manera a la miseria física, conformando así una excelente construcción de los personajes.


Y no sólo las figuras personales tienen características interesantes, pues los secundarios agregan mucho a este lento descenso a la locura. Eva (Cassandra Ciangherotti), una mujer enferma y cansada por la propia indisposición e histeria de su marido, funge como la perjudicada por el agobiante entorno en el que se encuentra, posición que, por supuesto, la degrada en todos niveles. Gloria (Montserrat Marañón), una mujer harta de soportar a alguien que, a sus ojos, es un lastre para su ascenso profesional, y quien comete ciertos actos cuestionables que suman a los desequilibrios de Andrés; todo por el éxito laboral en el intrínsecamente egoísta sistema capitalista-piramidal.


Luis Gerardo Mendez


Esta insania se ve sustentada en la eficiente realización con la que cuenta, especialmente en la fotografía y el diseño sonoro. Además de los cautivadores planos y movimientos de cámara que maniobran con la extensión del espacio y nos obligan a acompañar a los sujetos en su demencial viaje, la iluminación juega un papel importante para crear atmósferas de irrealidad, pieza fundamental del filme. Y ese acompañamiento musical… desesperante y soberbio, que junto con los demás efectos, hace juego para simbolizar la angustia de los personajes. Todo esto envuelto en un complejo hotelero frecuentemente referido como “paraíso”; un sitio que, de apariencia acogedora, encierra en la atrocidad y en el pesar, similar, por ejemplo, al 1408 de Stephen King.


Tiempo compartido, según el propio director, resulta inclasificable dentro de algún género, pero modela virtuosamente una aventura pesadillesca en un aparente suspense psicológico. Del paraíso al inclemente mundo terrenal de la desdicha en 96 minutos de satisfactoria experiencia cinematográfica.



MÁS LEIDAS

Shang-Chi: ¡Lo hicieron de nuevo estos malditos!

POR SAÚL ARELLANO MONTORO 02-09-2021 19:50:02

Clases de Historia: Una sacudida a la cotidianidad

POR THALIA BALLESTEROS 09-09-2021 17:18:04

Érase una vez, cuando la fantasía esconde la realidad

POR ALEX VANSS 01-01-2021 18:28:41