Little Girl, simplemente ser

POR: ALEX VANSS

29-07-2021 17:25:40

Little Gril, simplemente ser


La primera vez que supe de la disforia de género fue durante una entrevista con Morgana en el estreno de su documental Made in Bangkok; en esa entrevista Morgana nos explicó lo que significa este trastorno - no enfermedad - y el sufrimiento que vivió durante su infancia en Guanajuato. Desafortunadamente, la sociedad en cualquier lugar del mundo ha avanzado muy poco en la comprensión de la disforia y en la atención a los infantes que presentan esta condición, esto lo podemos ver en el documental Little Girl.

El documental visibiliza un tema realmente importante, que trastoca a más personas de las que podamos imaginar y que nos lleva a darnos cuenta que la diversidad no es un tema de moda o de agenda sino una realidad que debe obligarnos a replantear nuestras creencias e impulsarnos a ser más empáticos, dejando atrás nuestros prejuicios basados en la ignorancia.


En Little Girl conocemos a Sasha, una niña de 7 años víctima de una sociedad que no la deja ser. Ella desde que tenía 2 años se reconoció a sí misma como mujer, a pesar de ser biológicamente un varón, algo que sus padres tomaron con cautela pero conforme pasó el tiempo confirmaron que no era un juego o capricho, era una realidad Sasha se reconocía a sí misma como mujer, es lo que es y no había más que discutir.


Sin embargo, Sasha aún debía enfrentarse al conservadurismo e ignorancia de sus maestros y adultos que la rodeaban, fuera del núcleo familiar, para que la respetaran y trataran como lo que ella es, esta parte del viaje es la que podemos ver retratada por el documentalista Sébastien Lifshitz, quien nos permite atestiguar momentos de dolor, esperanza y alegría para encariñarnos con una niña cuyo sueño, simple pero complicado, es ir a la escuela con vestido sin que nadie se burle de ella o la señale.



La propaganda nos diría que al ser Francia la cuna de la libertad, la igualdad y la fraternidad (conceptos bien abstractos), SER sería algo sencillo para cualquiera en territorio galo, lo cierto es que no es así, la ignorancia, las creencias religiosas o políticas impiden que cualquier se desarrolle y disfrute de derechos si no esta inscrito en lo que un sistema preestablecido dicta, lo cual nos permite abrir una discusión y romper paradigmas en pos de que muchas personas, incluida la pequeña Sasha, puedan ser felices.


La valia de Little Girl radica en la posibilidad de comprender, a través de la vida de Sasha, lo que es la disforia de género y cómo la ignorancia de funcionarios públicos impactan en la vida de seres humanos y de alguna forma u otra nos permite dimensionar el estado de indefención en el que se encuentran las personas que tienen disforia en países en vías de desarrollo o subdesarrollados, pues si en Francia sucede esto, no es de extrañar que alguien en México sufra porque nadie lo entiende, lo crean enfermo o hasta poseído, sí, así de ignorantes.


Pero hay que hablar más de lo positivo, Little Girl nos muestra el amor de una familia, la solidaridad y la camaradería, la esperanza en que los niños, las nuevas generaciones, se están formando sin prejuicios, nos deja ver que existe un camino, una esperanza, que pasa por el amor y la comprensión.



MÁS LEIDAS

La excavación: un tesoro fílmico apasionante

POR ORIANNA PAZ 04-02-2021 15:15:56

Akelarre: una cacería de brujas que sobrevive a los tiempos

POR ISRAEL YERENA 16-03-2021 14:57:25

Cuerdas, entre Stephen King y George A. Romero

POR ISRAEL YERENA 21-11-2020 21:21:55