Germán Valdés Tin Tan: 47 años sin nuestro Rey del Barrio

POR: SAÚL ARELLANO MONTORO

29-06-2020 11:08:15

47 años sin nuestro Rey del Barrio


Este 29 de junio se cumplen 47 años de la muerte de Germán Genaro Cipriano Gómez Valdés Castillo, mejor conocido como Germán Valdés y su melódico apodo Tin Tan.

Desde sus primeras incursiones como cómico en la XEJ allá en Ciudad Juárez donde se dio a conocer como El Pachuco Topillo Tapas hasta convertirse en Tin Tan (por obra del empresario Paco Miller o tal vez de Jorge Maulmer), Germán Valdés demostró dotes naturales para la comedia y la improvisación, además de tener una voz privilegiada que no solo le servía para cantar sino también para imitar.


Luego de giras por el norte del país y en Estados Unidos, la fama del pachuco (muy de boga luego de las revueltas de Zoot Suits de los años 40) Tin Tan lo llevó a presentarse con su carnal Marcelo Chávez en el Teatro Esperanza Iris de la Ciudad de México el 5 de noviembre de 1943. Esto le abriría las puertas del cine con dos pequeñas participaciones en Hotel de Verano (1943) de Rene Cardona y La Canción de México (1944) de James A. FitzPatrick. Y fue justo la imagen del Pachuco la que atrajo al cuadrado director Humberto Gómez Landero para darle su primer protagónico en la película El Hijo Desobediente (1945) y explotar la imagen con tres películas más en Con La Música por Dentro (1946), Hay Muertos que no hacen ruido (1946) y Músico, Poeta y Loco (1947).


Con Gómez Landero el personaje del Pachuco creció a un límite del que no pudo evolucionar más y estuvo a punto de estancarse hasta que se dio el mágico encuentro de Germán con Gilberto Martínez Solares, director que lo catapultó debido a que le permitió tener toda la libertad creativa y de improvisación que nunca tuvo con Landeros para que el personaje de Tin Tan evolucionara hasta convertirse en un personaje de ciudad que se movía por toda el país rompiendo con el arquetipo del campesino que llegaba a la ciudad establecida en la carpa y representada de forma integra en el personaje de Cantinflas.


German Valdes Tin Tan


El salto cualitativo y principio de una de las más productivas parejas de Director-Actor en el cine mexicano se dio con Calabacitas Tiernas (¡Ay que bonitas Piernas!) del año 1949 para continuar una carrera de películas donde el genio creativo de Tin Tan en combinación con un sólido grupo de escritores (encabezados por Juan García "Peralvillo") y un universo de actrices y actores a su alrededor lograron en conjunto una sólida estructura de comedia mexicana que no se vio coartada por ninguno de los demás directores con los que trabajó Germán sino que consolidaron la imagen de Tin Tan a lo que es hoy: Una leyenda incomparable del Cine Mexicano de todos los tiempos.


Por lo mismo, la IMPOSIBLE tarea de recomendar películas de Tin Tan queda siempre en deuda debido a que cada una de ellas tiene ese toque que lo hace inigualable y que jamás perdió hasta lo último que filmó al lado de Blue Demon a principio de la década de los años 70.


Dicho lo anterior a manera de amparo, me atrevo a recomendar solo cuatro de una carrera de 30 años de filmar ininterrumpidamente que muestran a un Germán en plenitud de su frescura, de su improvisación, de su amor por el cine y de su riqueza interpretativa, siempre para el público  de sus películas.


EL HIJO DESOBEDIENTE (1945) Humberto Gómez Landeros


Desde las primeras secuencias se marca la pauta del personaje de Tin Tan como pachuco, que si bien es cierto se nota contenido debido al humor básico de Landeros como guionista, Germán toma el guión y va improvisando el habla debido a su lenguaje repleto de expresiones y modismos del spanglish que popularizó en el centro del país.


La película representa una continuidad de situaciones cómicas que va hilando Germán de la mano de Landeros para permitir al pachuco mostrarse como en los centros nocturnos que le dieron la fama y que aquí, al ampliar el público a todo el país donde se presenta la película, lo va llevando al cierre triunfal al haber logrado su objetivo el personaje de Tin Tan de ser un cantante famoso. De hecho, este último número no es sino una de sus famosas presentaciones en El Patio, donde hizo gala de su capacidad interpretativa y de improvisación al lado de su querido Carnal Marcelo al cantar la famosa “Allá en el Rancho” grande en diversos estilos musicales.


El Hijo Desobediente es la representación más pura y honesta del personaje del Pachuco encarnado en Tin Tan; el resto de las películas donde hace gala del “pachuquismo” son sin la fuerza ni la riqueza que mostró en esta película. Por esto y por ser el primer protagónico de Germán Valdés, la película tiene un valor superior a otras de su filmografía, pese a la evidente escases de recursos creativos y de dirección de Humberto Gómez Landeros.



CALABACITAS TIERNAS ¡Ay qué bonitas piernas! (1949) Gilberto Martínez Solares


Luego de una inconsistente colaboración con el esquemático y negado a la improvisación director Humberto Gómez Landero - que contuvo siempre la extraordinaria improvisación de Tin Tan y además quererlo encasillar en el eterno pachuco - Martínez Solares ve a Germán actuar en el teatro quedando prendado a su capacidad cómica e histrionismo, por lo que lo contrata para filmar una película escrita por Eduardo Ugarte y en propio Gilberto Martínez Solares llamada CALABACITAS TIERNAS (¡Ay que bonitas piernas!).


¿El resultado? La creación de una de las parejas pilares del cine mexicano de todos los tiempos


Don Gilberto supo reconocer la desfachatez, ingenio, espontaneidad e inteligencia para la comedia de Tin Tan que lo hizo evolucionar a niveles muy lejanos al pachuco - que a la fecha lo siguen etiquetando - para convertirlo en un personaje que representa al tipo que sobrevive por reconocer la oportunidad y aprovecharla en toda circunstancia; de ahí la frase "Dios, no te pido que me des sino que me pongas donde hay".


Por otro lado, Martínez Solares rodea a Tin Tan de todo un elenco a la par de su creatividad e improvisación, además de establecer las bases de lo que sería el sello de Germán: Romper la cuarta pared constantemente, estar acompañado de bellas co-protagonistas que besuqueaba a la menor provocación, hacer una crítica al gobierno en turno y explotar todos los recursos interpretativos que tenía a su alcance como cantar y bailar.


CALABACITAS TIERNAS es importante en el cine mexicano no solo por ser una de las mejores comedias de todos los tiempos en México (y el mundo) sino porque fue el nacimiento de la pareja Solares-Valdés que marcaría el ritmo del cine de humor durante más una década con títulos arraigados en la cultura popular mexicana.



EL REVOLTOSO (1951) Gilberto Martínez Solares


A partir del encuentro entre Germán Valdés y Martínez Solares para filmar la película Calabacitas Tiernas (1949) Tin Tan dejó atrás el personaje del Pachuco para convertirse poco a poco en un hombre de barrio, de ciudad al que podía llevar a cualquier lado de la república y convertir su entorno en un relajo.


En El Revoltoso, Tin Tan hace gala de su creatividad improvisadora que gracias a la libertad que le concede Martínez Solares, el guion de Juan García "El Peralvillo" como base y sus compañeros de filmación que entran en la dinámica de improvisación que establece Germán; logrando así una de las películas más completas y divertidas de su carrera en la década de los 50 que fueron, sin duda, los años donde dejó una huella imborrable, no solo en el cine mexicano sino en la cultura popular del país de norte a sur.


Tin Tan se mueve por diferentes contextos icónicos de la Ciudad para desarrollar el personaje del eterno metiche que quiere siempre quedar bien con todos pero sin desaprovechar la oportunidad de “trinquetear” a quien se deje para lograrlo. Desde las entrañas mismas de la vecindad comandada por la portera Doña Trini (una estupenda Lupe Inclán) donde Tin Tan hace de todo y descompone igualmente todo hasta las diversas situaciones que pasa con su novia Lupita (Perla Aguilar) o con Aída (Rebeca Iturbide) en la fiesta de Mr. Brown donde baila a Benny Moré con “Dónde estabas tú”.


Una película que muestra una desbordante maestría para la improvisación que le permitía hacer referencia no solo de la situación social, económica y política de México sino de su entorno cinematográfico al hacer mención de colegas actores y actrices así como de situaciones de cultura popular como el Hombre Mosca que escalaba diversos edificios de la Ciudad de México, cobijado por un reparto que no solo estaba a la altura de su improvisación sino que se adivinaban con una sola mirada o palabra para dar fuerza al diálogo.


EL REVOLTOSO se presenta como una de las películas en las que Tin Tan tuvo mayor libertad creativa y que más difícil fue para Don Gilberto hacer la edición para el resultado en pantalla debido a la cantidad de material de primera calidad que se filmó y tuvo que dejar fuera.



EL REY DEL BARRIO (1950) de Gilberto Martínez Solares


A punto de terminar el sexenio del veracruzano Miguel Alemán, la sociedad se movía entre una bien identificada corrupción en muchos sectores del aparato de gobierno, un charrismo sindical avasallador y un tráfico de influencias rampante.


En este punto, la película tiene dos vistas: La comedia impecable del equipo y la férrea denuncia social contra el gobierno alemanista - a punto de terminar - con frases improvisadas pero muy bien intencionadas del reparto en general liderado por Germán.


En medio de este sentir, la muy comprobada fórmula cómica de Martínez Solares-Juan García "Peralvillo"- Germán Valdés tuvo el punto más alto al presentar a este personaje de doble vida que metafóricamente mostraba a toda una clase política que se movía a sus anchas en la sociedad: El delincuente frustrado líder de una banda de pobres diablos que tratan de sobrevivir como una banda de pandilleros a la "Chicago" pero que resultan de una ternura infinita debido a su torpeza y a que su líder, Tin Tan, es realmente un buen tipo que en la práctica no se atreve a herir a nadie. Pero quedando en claro que la delincuencia, mientras no dañe y sea para ayudar a la familia no está tan mal vista.



¿Les suena que este discurso tiene una aterradora actualidad?


Como siempre, el reparto alrededor de Tin Tan es igualmente espectacular al llevar ellos el ritmo de la improvisación natural de Germán y mantenerse al nivel de la narrativa para no dejar caer en ningún momento ni la historia ni la comicidad.


Y por supuesto, su carnal Marcelo con una de las más memorables escenas de romper la Cuarta Pared (cosa común en Germán) al abrazar, estando borrachos, a Tin Tan y hacerlo ver directo a la cámara y señalar al público con una intención netamente de denuncia: "Mire nada más, ¡Cuánto ratero millonario anda por ahí suelto!” a lo que Tin Tan pide al público: "Dispénselo, no sabe lo que dice, está borracho... dispénselo".


Por si fuera poco, la presencia del niño actor Ismael Pérez "Poncianito" - que ya llevaba una carrera interesante con las películas Víctimas del Pecado (1950) del "Indio" Fernández y El Papelerito (1950) de Agustín P. Delgado - que era la conciencia social de lo correcto para con su padre de quién, si bien es cierto amaba y admiraba, también ponía en su lugar con frases elocuentes e indiscutibles.


Tin Tan


Por esto y mucho más, EL REY DEL BARRIO es una película clave en la filmografía no sólo de Tin Tan y Martínez Solares sino de TODO EL CINE MEXICANO y que por más que se ha querido repetir la fórmula en muchas películas hasta la fecha, simplemente no es posible.


Hoy, a manera de homenaje, no hay mayor recomendación que acercarse a Germán Genaro Cipriano Gómez Valdés Castillo Tin Tan, en cualquiera de sus películas de la década de finales de los cuarenta y todos los cincuenta para descubrir a un personaje rebelde, contestatario, cínico, gandalla, al mismo tiempo que divertido y generoso, que rompió con muchas estructuras película tras película para convertirse en el tesoro de la cultura popular de México que ha trascendido el tiempo para ser descubierto por las generaciones que lo ven por primera vez para no abandonarlo nunca más


Por cierto, como dato curioso, el 8 de julio de 1973 (9 días después de su muerte) TIN TAN tuvo un minuto de silencio y luego un minuto de ovación en el Teatro Mario Moreno de San Juan de Aragón... Nunca se supo que opinó Cantinflas de este detalle.



MÁS LEIDAS

1917, ¿la favorita del Oscar 2020?

POR ENCUADRES 07-02-2020 13:00:35

La identidad del cine mexicano: José Antonio Valdés

POR NANCY MORA 22-06-2020 12:29:31

El cine desde la perspectiva femenina

POR NANCY MORA 06-03-2020 13:47:12