Tupamaro: Guerrillas Urbanas, la redención del “Chino” Carias

POR: NANCY MORA

28-04-2020 13:55:21

Tupamaro Guerrillas urbanas


“La personalidad de Alberto “Chino” Carias era confusa, no se sabía cuando decía la verdad y cuando estaba mintiendo, era un buen padre y amigo, siempre protegió a su familia, se creía un Robin Hood, pero mató a muchas personas, sabía todo el mal que había hecho en su vida y creo que por eso aceptó que realizáramos su documental, como una manera de pedir disculpas al mundo, a la comunidad, para pedir redención”, explica para Encuadres el periodista Martin Andres Markovits, director del documental Tupamaro: Guerrillas Urbanas, que tras un exitoso camino por festivales ahora está disponible en la plataforma de Amazon Prime Video.

El documental revela una cara oculta del Movimiento Revolucionario Tupamaro, creado en 1992 por Alberto “Chino” Carias - inspirado en la organización marxista del Uruguay - y cuya intención inicial era vigilar y cuidar a la comunidad ante la creciente violencia en uno de lo barrios más peligrosos de Caracas pero que después se transformó en un grupo de choque que llevó a Hugo Chávez al poder, hecho que le permitió al "Chino" Carias dirigir la Policía Nacional, posteriormente, ya como grupo político sin perder su ala guerrillera, respaldó a Nicolás Maduro como candidato presidencial tras la muerte de Chávez.


“Escribí un artículo en el San Francisco Chronicle en 2018 sobre Alberto “Chino” Carias, líder de los Tupamaros, creí que su historia era fascinante, él era muy religioso pero hablaba de matar gente, bebía mucho, pero era un buen papá, siempre ayudó a su familia, creía que era el típico antihéroe, una persona muy interesante”, recuerda Markovits, quien comenzó a filmar a este controvertido personaje en 2010.


Martín y su fotógrafo Carlos Corredor, siguieron a “Chino” durante cuatro meses, todos los días, “íbamos a los barrios de Venezuela, filmamos a sus amigos, a su familia, algunos de sus enemigos, fue complicado porque la producción no tenía mucho presupuesto, pero seguimos filmando”, sin embargo, al terminar se dieron cuenta que no tenían el material suficiente ni un final para la película, así que regresaron a Caracas años después cuando ya habían pasado muchas cosas, Hugo Chávez había muerto, Maduro asumió el poder y comenzaron las manifestaciones masivas contra el gobierno y  los Tupamaros eran acusados de atacar y matar a los protestantes.


Martin Andrés Markovits


“Al final reunimos más de 50 horas de grabación, el primer corte de la película era de 90 minutos, porque no solo hablé con los Tupamaros, también contacté a otros colectivos de Venezuela, teníamos muchos personajes pero decidí que si los incluía a todos la película no funcionaría, sería muy complicado, así que decidí hacer solo un estudio de "Chino" y de la violencia, no quería hacer algo tan político, quería exponer cuándo se usa la violencia, cuando esto se justifica y si usas la violencia qué pasa con tu alma”, señaló Martin.


La película se exhibió en diversos festivales, obtuvo muchos premios en todo el mundo, Martin recuerda que cuando obtuvieron el Premio a Mejor Película en el Beverly Hills Film Festival, “Chino” lo llamó para felicitarlo por haber hecho la película; tres semanas después murió de cáncer.


“Esta película fue un viaje muy largo y complicado pero estamos muy satisfechos con el resultado. Creo que Chino aceptó que yo realizara este documental porque cuando vio el artículo que escribí en el San Francisco Chronicle era imparcial, eso le dio mucha confianza; él era una persona que hablaba mal del capitalismo pero le encantaba Guns and Roses, Metallica y la cultura norteamericana, entonces ahí tuvimos muchas cosas en común”.


Martín también tuvo oportunidad de conocer el lado oscuro de su personaje, pero siempre tuvo carta abierta para filmar lo que quiso, tuvo acceso total, sin limitantes, “Creo que "Chino" decidió continuar con la película porque él sabía que hizo muchas cosas malas en su vida y que el documental era una manera de pedir redención, creo esa es la razón principal de haber aceptado”.


Chino Carias Tupamaro


Aunque al principio Martín tenía contemplado que el documental fuera narrado en tercera persona, con la participación del actor Edward Asner, al final decidió que no funcionaría porque sería como la voz de Dios y no quería eso, entonces solo incluyó su voz y la de otros periodistas solo para dar información necesaria para no confundir al público.


“Este es un tema muy serio y extenso, no se trata solo de un personaje sino de comunidades enteras que no tienen recursos, que a veces necesitan usar las armas, Venezuela sigue siendo uno de los países más peligrosos del mundo, estoy muy triste porque creí que el proyecto bolivariano de Hugo Chávez tenía buenas intenciones, hicieron muchos programas sociales, pero al final todo colapsó, eso me pone muy triste”, comparte Martin, quien señala que su intención con este documental es mostrar “qué pasa cuando tienes poder absoluto, sin importar si eres izquierdista o derechista, siempre que tienes poder te corrompes, creo que ese es el mensaje principal de la película”.



MÁS LEIDAS

¿Desenfrenadas o presas del patriarcado?

POR NANCY MORA 05-03-2020 22:58:23

Scorsese es un artesano del cine: Gastón Pavlovich

POR NANCY MORA EN LOS CABOS 02-02-2020 13:04:40

Con personalidad propia: Festival de Cine de Tequila

POR EL TONEJO 29-01-2020 19:21:14