Bertha Navarro: ignorar mercado hispano ha sido una estupidez

POR: ENCUADRES

18-04-2020 02:06:53

Bertha Navarro


“Creo que hemos perdido a lo tonto el mercado de habla hispana porque no nos volteamos a ver, no sabemos qué estamos haciendo, y eso es la estupidez más grande que hemos cometido los latinoamericanos y el cine mexicano… se los dejo ahí para que lo piensen”, dijo tajante Bertha Navarro, quien con casi 50 años de experiencia se ha convertido en una de las más queridas y respetadas productoras de cine en México.

Navarro, quien ha producido un total de 36 películas, entre ellas Cronos, El laberinto del fauno, El espinazo del Diablo, La delgada línea amarilla y Sonora, destacó la necesidad de abrirse a las amplias posibilidades que dan las coproducciones, “yo me he esforzado en crear esos vínculos, he hecho películas con Sebastián Cordero de Ecuador, con Andrés Wood, de Chile, entre otros, he tratado de tejer más lazos porque el mercado de habla hispana es muy grande y lo hemos ignorado”.


Bertha Navarro ha sido una gran impulsora del cine iberoamericano, el camino no ha sido sencillo, pero gracias a su convicción, su visión y a los riesgos que ha corrido, ha hecho posible la producción de películas referentes de la cinematografía en habla hispana y se ha convertido en el hada madrina de nobeles y reconocidos cineastas, como Guillermo del Toro, quien siempre la presenta como “su mamá cinematográfica”.


Durante su participación en el programa Jueves de Cine en la Casa Buñuel, impulsado por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográfica, en colaboración con la UNAM, y que se transmitió vía remota por Cultura en Directo UNAM, Navarro insistió en que “una coproducción garantiza que la película se exhibirá en por lo menos dos o tres países, pienso que ese es uno de los caminos fundamentales en la producción de cine”.


Charla Bertha Navarro AMACC


Consideró que otro de los grandes retos que enfrenta el cine mexicano y en todo el mundo es la exhibición, “la exhibición es como la pandemia del cine, necesitamos abrir más espacios y seguir dando la batalla, pero para dar esa batalla lo mínimo que necesitas es ir con una buena película”.


La productora, quien en 2015 fue galardonada con el Ariel de Oro por su trayectoria y en 2018 recibió el Premio Luz de Plata a la Trayectoria Cinematográfica que le otorgó el gobierno federal, también habló sobre la posible desaparición del Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad (Foprocine), “me parece muy grave para todos nosotros, creo que hay que dar una batalla bien coordinada… hay que dar la batalla todos, porque creo que es fundamental seguir teniendo estos fondos”.


En la charla, Bertha Navarro compartió diversas anécdotas de sus producciones, porque aunque para ella cada película es única y cada una tiene su propia historia, dinámica y belleza, todas han tenido situaciones únicas, le han aportado experiencia y en esta ocasión habló sobre las más emblemáticas para ella, como lo fue Cronos, su primera colaboración con Guillermo del Toro.


“Yo estaba segura de que Guillermo iba a poder realizar la película, hubo muchas dificultades, el contexto social era muy complicado, no existía Imcine como ahora, solo se producían siete películas, era un momento muy malo para el cine mexicano en general, más para el cine de género, pero a mí los retos siempre me han gustado”.


Recordó que para hacer Cronos se les cerraron muchas puertas, decían que en México no se sabía hacer cine de horror, “no tuve apoyo y tuve que armar coproducción, conseguir financiamiento privado, no sé cómo acabamos esa película, pero también nos enfrentamos al reto de su exhibición y lo logramos, obtuvimos muchos premios pero también muchas deudas porque para la post pedí un préstamo bancario de cien mil pesos pero llegó la devaluación en México y de un día a otro no debía cien mil sino millones de pesos”.


Bertha Navarro Feratum


También recordó con cariño cuando hicieron El Espinazo del Diablo, en la que Pedro Almódovar fue productor ejecutivo. “Pedro vio Cronos y conoció a Guillermo, al año siguiente vino al Festival de Guadalajara y ahí dijo que él sería el productor de la siguiente película de Guillermo, esa película fue El Espinazo del Diablo. Fue una gran aventura irnos a filmar a España, porque además ahí empezó la carrera internacional de Guillermo”.


Un tema del que pocas veces ha hablado es del secuestro que sufrió en 1983, cuando filmaba El norte, de Gregory Nava, “Pidieron un dinero que tuvo que salir de la producción. No hablo mucho de eso. Fue una situación dura para Greg y los norteamericanos que andaban ahí. Fue inaudito. Se habían llevado al camarógrafo Jim Glennon, pero yo les dije a los secuestradores que me iba yo con ellos para que lo dejaran a él”.


Navarro también habló de las mujeres en el cine, “me da un gran placer ver cómo se están desarrollando las mujeres en el cine, con todo el amor, es como triunfar todas y ver que hay muchas semillitas y siguen surgiendo talentos, con mis colegas productoras son de otro calibre, que hay fotógrafas, porque en otros tiempo estaba casi prohibido… así que hay que seguir todas juntas y seguir apoyándonos entre nosotras”.


Para cerrar la conversación, la productora con una sonrisa que reflejaba el orgullo y las satisfacciones que le ha dejado su vida dedicada al cine expresó: “Sigo de terca, siempre estoy insistiendo en que hay que colaborar, sigo de terca en seguir haciendo cine, y como dice Guillermo, la culpa la tiene Bertha”.




MÁS LEIDAS

Películas para seguir celebrando el Orgullo LGBTTIQ

POR ENCUADRES 30-06-2020 15:36:59

Emilio “El Indio” Fernández: El creador de un México desaparecido

POR SAÚL ARELLANO MONTORO 04-04-2020 19:27:19

10 películas sobre la libertad que debes ver

POR ENCUADRES 23-09-2020 14:39:41