Lo mejor del cine internacional en 2019 para Mauricio Hernández

POR: MAURICIO HERNÁNDEZ

31-12-2019 13:12:55

Lo Mejor 2019 Mauricio Hernandez


Termina otro año y es momento de recapitular lo mejor que nos ha dejado la cinematografía mundial. Es complicado rankear años, pero -a mi parecer- este no fue un año tan bueno en cuanto a cine si lo comparamos a 2018, donde, por ejemplo, el cine mexicano alcanzó luces muy altas. Cuestión de gustos, supongo.

Antes de comenzar, le agradezco por todas las lecturas y los acuerdos o desacuerdos que hubiera con los textos publicados en cualquier espacio. Espero podamos seguir encontrándonos.


También aclaro que este conteo sólo contempla cintas estrenadas formalmente en México durante 2019, por lo que cintas como Retrato de una mujer en llamas o El faro (The Lighthouse) no fueron consideradas.


Menciones honoríficas: La mula (Clint Eastwood), La favorita (Yorgos Lanthimos), Un día más con vida (Raúl de la Fuente y Damian Nenow), Lxs chicxs salvajes (Bertrand Mandico), Midsommar (Ari Aster), Amante fiel (Louis Garrel), Guasón (Todd Phillips), Un día lluvioso en Nueva York (Woody Allen). 


10. Estafadoras de Wall Street (Lorene Scafaria)


Cuando vi que saldría una película con este nombre y con Jennifer Lopez en el elenco, honestamente estaba escéptico. Pero qué cosa resultó. Con una óptica femenina, Estafadoras de Wall Street (Hustlersen inglés) es una virtuosa historia de revancha ante el mundo masculino en un entorno controlado mayormente por hombres como es La Bolsa de Nueva York y sus lugares de “recreación”. Una interesante exploración a la feminidad que trastoca la idea de los valores positivos inherentes a ella, pero que aborda otros como los espacios seguros construidos entre mujeres, la corporalidad y la amistad. Todo logrado desde una óptica femenina y con grandes actuaciones. Jennifer Lopez puede ser actriz. 



9. Soles Negros (Julien Elie)


La entrada documental del conteo. Julien Elie recapitula con tremenda potencia narrativa la violencia sistemática presente en este país al recorrer distintos puntos de la República. Si bien, es un largometraje registrado en Canadá, se siente como un filme mexicano por la forma tan extensa de abordar la violencia y sus sobrevivientes. Desoladora, pero siempre pertinente la técnica al servicio de la realidad. 



8. Ad Astra (James Gray)


Inserta en el subgénero eminentemente gringo de las travesías espaciales, Ad Astra relata sobre Roy McBride (impresionantemente buen astronauta Brad Pitt), quien es enviado a rastrear e informar sobre el Proyecto Lima, una expedición encabezada por su padre que tenía como objetivo encontrar alguna forma de vida inteligente. El matiz heroico usual del cine estadounidense permanece, pero la cinta encuentra aspectos más reflexivos en torno a los traumas del personaje y a las posibilidades de la vida. ¿Alguna vez, dentro de la ciencia ficción, se ha contemplado que realmente podamos ser los únicos? Además, cuenta con visuales realmente excepcionales a cargo de Hoyte Van Hoytema. 



7. Había una vez en Hollywood (Quentin Tarantino)


Tanto barullo hubo alrededor de ésta. En una era donde es complicado encontrar zonas grises, pues se desviven las peleas entre si es la mejor o la peor película de tal o cual director, Quentin Tarantino muestra una película mucho más reflexiva sobre la vida en el showbiz, encarnada en sus protagonistas Rick Dalton (tremendo Leonardo DiCaprio) y Cliff Booth (Brad Pitt de nuevo por aquí).


En contraste del ruido alrededor, encuentra mucha valía en los valores de producción como los emplazamientos y en el núcleo subtextual del olvido y la efimeridad de la vida. Además, gran manera de reescribir la historia trágica de Sharon Tate (Margot Robbie), quien se maravilla al encontrarse con el producto de su trabajo: el goce del público. 



6. Dolor y Gloria (Pedro Almodóvar)


Usualmente no me agradan esos ejercicios pomposos donde la gente habla de sí misma, caso distinto es el de Dolor y Gloria, aparente autobiografía filmada de Pedro Almodóvar que reflexiona sobre su carrera, su propia pedantería, sus traumas y amores olvidados. Todo en una preciosa reflexión que se siente absolutamente sincera por el tacto de Antonio Banderas, quien encarna al director ficticio Salvador Mallo. El guion de suma potencia crea ambientes sumamente conmovedores y bellos. Una autoexposición fílmica de alguien para el mundo.



5. Ana, mi amor (Calin Peter Netzer)


La salud mental enlazada a las relaciones sexoafectivas. Ana, mi amor aborda la historia de una pareja joven que, después de una común etapa de luna de miel, comienza a resquebrajar su relación por los problemas de ansiedad que sufre la chica.


Esta es una gran exposición de los vaivenes de una relación amorosa, donde ambos hacen sacrificios en favor de la unión que, puede o no -no adelantaré-, terminar. También tiene un provechoso tratamiento sobre la juventud que no se detiene a meditar las cosas y sobre el cambio de lugares. La sanación, la enfermedad y el amor. 



4. High Life (Claire Denis) 


High Life es una historia que se centra en Monte (excelente Robert Pattinson), un convicto enviado al espacio como parte de un programa para reproducir la vida y analizar la conducta en el espacio.


Esta película es un cúmulo de reflexiones y discursos posibles sobre la sociedad indiferente, sobre la corporalidad y alrededor del instinto que no se detiene por valores morales, los cuales están determinados por reglas sociales. Asimismo, la ambientación espacial con los absorbentes negros crean cuadros hermosos en esta tremenda cinta salida de la cosmovisión particular de una grandiosa directora sensualista.



3. El irlandés (Martin Scorsese)


Si bien, la temática de gángsters es recurrente en la filmografía de Martin Scorsese, demuestra que aún hay mucho cine contenido en su pensamiento. El irlandés no sólo es la historia de Frank Sheeran (maestro Robert De Niro), también es un extenso repaso a la historia del crimen estadounidense y una consideración profunda de Scorsese y su elenco sobre el tiempo y el olvido. El tiempo como único bien imposible de poseer y el olvido como posible destino para todos. No importa si eras un matón importante en el pasado, terminarás sentado esperando a la muerte. Las potencias narrativas del cine clásico modernizado.



2. Historia de un matrimonio (Noah Baumbach)


Extensión de sus propias vivencias, Noah Baumbach elabora esta película sobre una joven pareja que comienza un trámite de divorcio. El proceso legal se une inevitablemente a los procesos personales de duelo, creando un tortuoso viacrucis para los protagonistas de despegarse de alguien con quien uniste tu vida. La pesadez del pasado y del presente ante la incertidumbre.


Con muchas conversaciones alrededor de ella, Historia de un matrimonio significa el ascenso indiscutible de Noah Baumbach a ser uno de los mejores directores en el panorama cinematográfico actual. No olvidemos el tremendo par de actuaciones que dieron Adam Driver y Scarlett Johansson. 



1. Parasitos (Bong Joon-Ho) 


Ganadora de la Palma de Oro en Cannes, Parásitos, es una tremenda obra fílmica que gira alrededor de una familia pobre de Corea del Sur, perteneciente a la clase baja y que poco a poco obtiene revancha del sistema que los ha olvidado. Sin embargo, la aspiración es lo único que siempre permanece. Esta cinta elabora alrededor de la desigualdad con una inventiva genial que se sostiene por un excelente guion y un armado fílmico deslumbrante. El uso estructurado de la cámara somete a los protagonistas y los devuelve a donde siempre: al olvido más profundo. Detalle importante y que demuestra la excelencia: configurar una película a través de los olores, elemento hasta ahora no perceptible en las salas. Contemporáneo no sólo responde al tiempo, también a sus problemáticas y panoramas. Parásitos es una obra maestra contemporánea.




MÁS LEIDAS

Los 25 más influyentes de la industria fílmica mexicana en 2019

POR ENCUADRES 07-01-2020 11:57:38

Las 10 mejores cintas de terror de 2019

POR ISRAEL YERENA 30-12-2019 12:59:22

El top 10 de Nancy Mora

POR NANCY MORA 01-01-2020 19:04:36