Alistan película animada Balam, el príncipe maya

POR: ALEX VANSS

12-11-2019 21:35:04

Balam el principe maya

El director Fernando Ruiz, pionero del cine de animación en México con películas como Los Tres Reyes Magos de 1974 y Las aventuras de Oliver Twist de 1987, prepara su regreso al cine, ahora para contar la historia de Balam, el príncipe maya, película animada que estará ambientada en la península de Yucatán y que ya tiene confirmada las voces de Víctor Trujillo y Héctor Bonilla.

En su visita al Festival de Cine de San Andrés Cholula, el animador mexicano compartió con Encuadres que ya trabaja en el storyboard de la cinta y de cómo fue que Víctor Trujillo aceptó su invitación para dar voz a uno de los personajes de su largometraje.


“Cuando hablé con Víctor y le pedí que diera voz al villano de la película me contestó que sería un gusto volver a trabajar conmigo y yo dije ¡ah caray! ¿Pues cuándo trabajaste conmigo? Él me contestó que cuando era niño formó parte del coro de los hermanos Arévalo que participó en la película Los tres reyes magos, interpretando algunos números musicales”.


En Balam, el príncipe maya también participará el actor Héctor Bonilla, quien ha prestado su voz a otras películas de animación como Ana y Bruno, Coco y El libro de la selva en su versión live-action.

Explicó que a diferencia de una película de ficción, en la animación las voces se graban antes de realizar los dibujos para obtener un lipsync perfecto. Además, explicó que si bien muchas películas animadas suelen usar una técnica de animación digital, Balam será realizada, en su mayoría con la técnica de animación tradicional en la que cada personaje se anima cuadro por cuadro y solo se apoyará de la tecnología para colorear cada frame.


Balam Fernando Ruiz


El cineasta mexicano espera realizar la cinta en dos años, tiempo promedio para este tipo de películas e invitó a jóvenes mexicanos interesados en la animación a participar en ella y recibir capacitación durante un mes para especializarse “porque en la animación hay personas dedicadas a animar mujeres, niños o animales, cada uno es diferente en sus movimientos y acciones y eso es vital en la animación clásica”.


Fernando Ruiz fue uno de los invitados especiales al Festival de Cine San Andrés Cholula para presentar Los tres reyes magos, primera película de animación en México cuyos simbolismos nacionales, música y diálogos evocan la época prehispánica y nos recuerdan el caló del México de los años 70.


Los Tres Reyes Magos marcó el inicio de la animación mexicana, al relatarnos el viaje de Melchor, Gaspar y Baltazar a Belén para adorar al Niño Dios y entregarle regalos, en el camino conocerán a amigos y aliados que les ayudarán a completar su misión y superar las dificultades que un demonio llamado Murcio les ponga en el camino.


Realizada por Fernando Ruiz y Adolfo Torres Portillo, la película vio la luz el 1 de julio de 1976, tras dos años realización, donde animadores dieron vida a cada uno de los personajes y seres que aparecen en el filme.


Esta película, que rápidamente se convirtió en un clásico de la temporada navideña, regresó a la pantalla grande en el marco del Festival de Cine de San Andrés Cholula que recibió a Don Fernando Ruiz para presentar el filme en el Auditorio del Palacio Municipal de San Andrés.


Fernando Ruiz Cholula


Al término de la proyección Ruiz compartió con el público detalles de la animación y de la realización del filme, entre las anécdotas, compartió que uno de los Reyes tiene gemelas de las que se despide antes de ir a Belén en busca del Niño Dios, la razón de estas gemelas está ligada al propio Ruiz pues a inicios de la realización de la película, en 1974, se convirtió en padre, justamente de unas gemelas.


Durante la sesión de preguntas y respuestas el público cuestionó a Ruiz sobre la tecnología usada para animar la película quien explicó que cada cuadro se dibujaba a mano y se calcaba en un acetato donde se coloreaba, una vez hecho esto, el cinefotógrafo dispara su cámara frame por frame para darle vida a los personajes que aparecen en la película, una labor titánica que Ruiz volverá a emular en Balam, el príncipe maya.