Daga + Corazón

POR: ALMA AGUILAR FUNES

26-06-2019 17:26:55

Daga Corazon


Al estilo del giallo - Término surgido en el siglo XX en Italia para denominar a un género de la literatura y el cine que se caracterizan por abordar el misterio, elthriller psicológico, el terror y el erotismo- el segundo largometraje de Yann González, La daga en el corazón, recrea la época de los setenta para poner en el corazón de su historia una ruptura amorosa envuelta de erotismo y muerte.

Nuestra protagonista, Anne Parèze (Vanessa Paradis) es una productora de cine pornográfico homosexual que, luego de haber terminado su relación amorosa de diez años con Loïs (Kate Moran), e inspirada por el misterioso asesinato de uno de sus actores, decide filmar un proyecto más ambicioso para recuperar el amor de su ex amante. Sin embargo, lo que parecía un crimen aislado se vuelve una serie de violentos asesinatos que la rodean.


Desde el arranque de la cinta, las imágenes un tanto oníricas, se mezclan en una estética de contrastes nocturnos y colores neón que exaltan las emociones por la acertada música a cargo de la exitosa banda francesa M83 (cuyo líder es hermano del cineasta).


La primera sensación al ver a Anne, en un largo impermeable verde y botas rojas de tacón, corriendo bajo un puente lleno de grafitis y basura hasta alcanzar una caseta telefónica, es la de presenciar una secuencia de persecución que tendrá un desenlace fatídico. La cinta se conduce en esa vertiente, nunca se sabe con precisión lo que persigue a esta mujer que más allá de temer por su vida, parece desesperada por amar.


González vuelve a retomar los elementos que comenzaron a conformar su estilo, como la estética visual de Pedro Almodóvar a quien admira abiertamente; aunque también emplea características del cine de Dario Argento, como escenarios poéticos que contrastan en las escenas más salvajes. En ellas, la sangre aparece como un elemento más del cuadro que se contrasta con los azules y cálidos, entre los que permea una sensación de ligereza a través del viento y las telas flotantes.


La daga en el corazon


En tanto la sexualidad es el eje central sobre el que fluye toda la trama. La desnudez y los actos sexuales se encuentran envueltos en situaciones emocionales que mitigan el alcance transgresor. La daga en el corazón (2018) rinde homenaje a la directora y productora Anne-Marie Tensi –quien llevó al cine pornográfico francés en los años setenta a una época de oro–, pero se ancla a la narrativa poética y da paso a la fantasía y el terror, creando incluso monstruos que conviven con la realidad, como el asesino y el hombre pájaro.


Yann González (Niza, Francia, 1977) presenta este filme que, si bien no alcanza a consolidarse como una de las mejores películas del género pues falla por momentos en un mal uso de la comedia, da muestras de perfilarse como uno de los próximos cineastas que darán de qué hablar.


Por si esto fuera poco, es importante remarcar que esta cinta tiene aportes mexicanos, desde el apoyo de Eficine, así como producción a cargo de Julio Chávezmonte y Sebastián Hoffman, hasta la actuación del maravilloso Noé Hernández, quien vuelve a demostrar su calidad actoral a pesar de que sus líneas no sean del todo afortunadas.



MÁS LEIDAS

Sueño en otro idioma: cuando el lenguaje es el amor

POR SAÚL ARELLANO MONTORO 21-04-2018 11:03:21

La Negrada, el rostro de otro México

POR ALEX VANSS 14-08-2018 13:42:45

El Vigilante, una cinta a la que no le hace falta nada

POR ALEX VANSS 28-03-2018 19:56:16