Distancias Cortas, una película sobre la amistad, compite en Festival de Guadalajara

POR: NANCY MORA EN GUADALAJARA

07-03-2016 11:34:19


Cuando el cineasta mexicano Alejandro Guzmán, egresado del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), leyó el guión de Itzel Lara quedó conmovido por la historia de Fede, un hombre de 45 años que padece obesidad mórbida, así que decidió dirigir Distancias Cortas, que ahora se presenta en el 31 Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG) donde compite por el Premio Mezcal.


No fue solo la historia de un hombre que parece estar atrapado en su vieja casa y su enorme cuerpo lo que llamó la atención de Guzmán, también le atrajo la historia de amistad entre Fede, su cuñado y un joven amante de los cómics, una amistad que se gesta a partir de sus diferencias y que termina siendo el eje de la película.


“Cuando leí el guión por primera vez no pude dormir, quede fascinado por los personajes creados por Itzel,  lo que más me atrapó fue la historia de estos tres hombres inadaptados que no tienen nada que ver entre sí y terminan siendo los mejores amigos, confidentes y cómplices”, expresó Guzmán en entrevista con Encuadres.


En Distancias Cortas los protagonistas son Federico que pesa más de 200 kilos, su cuñado Ramón, que vive sometido bajo las faldas de su esposa, y Pablo, un jovencito que atiende una tienda de fotografía y le gustan los cómics,  “son personajes que presentan una dualidad, por un  lado son luminosos y carismáticos,  pero también tienen una parte muy oscura y compleja, yo quede conmovido , siempre me pregunté cómo es que nadie había filmado antes este guión”.


El siguiente reto para Alejandro Guzmán fue encontrar a los actores idóneos para los personajes, “no fue fácil porque desde un principio decidí que Fede tenía que ser un hombre que realmente tuviera sobrepeso, no quería utilizar nada de efectos especiales, quería que en realidad fuera un hombre con sobrepeso, así que visité hospitales especializados en este tipo de enfermedad, pero fue en una fiesta donde me encontré con Luca Ortega, quien además tenía las otras dos características que necesitaba: carisma y ser un buen actor”.


Luca Ortega es baterista de la agrupación de rock San Pascualito Rey y desde un principio se mostró interesado por el proyecto y aceptó sin ningún tipo de inhibición, “Luca es un actor natural, nunca tuvo ningún tipo de pudor o miedo de mostrarse ante una cámara”


Se sumaron Mauricio Isaac y Martha Claudia Moreno, dos actores con tablas, así como Joel Figueroa, un joven con gran carisma dentro y fuera de la pantalla. “Todos los actores hicieron click desde un principio, aunque uno como director no sabe qué va a pasar hasta que los tiene a todos juntos, me deje guiar por la intuición y creo que  al final dejaron bastante tripa en esta película”, señaló Guzmán.


Distancias cortas, es la historia de Fede, un hombre que vive enclaustrado en su casa por su misma condición, el único contacto que tiene con el exterior es su hermana y su cuñado, hasta que un día se encuentra con un viejo rollo de 110 mm y quiere saber qué recuerdos guarda este material, esto lo empuja a salir de su encierro y lo lleva a conocer nuevas personas. 



El filme narra una historia entrañable sobre la amistad y el sueño de un hombre solitario que gusta de la fotografía. El guión de Itzel Lara involucra pocos personajes, pero cada uno de ellos con un carisma que llena la pantalla, empezando por Fede (Luca Ortega), quien a sus 45 años ha acumulado al menos 200 kilos de peso y por esta razón es prácticamente ajeno al mundo exterior, con mucho trabajo se desplaza por su vieja y pequeña  casa del Centro Histórico, en medio de muebles viejos, café, cajas de galletas y goteras, que parecen ser sus únicos acompañantes.


Un día Fede recibe la visita de su hermana y su cuñado Ramón para mostrarle las fotografías de su último viaje y despiertan en él su ya olvidada pasión por capturar imágenes.  Los recuerdos llevan a Fede a buscar un viejo rollo 110 mm sin revelar y con ello la inquietud por saber qué momentos capturó años atrás.


La odisea para que Fede pueda llegar a un local  donde revelan rollos parece ser maratónica, su lento paso con bastón en mano nos permite contemplar las calles de la Ciudad de México, de su Centro Histórico, su cotidianidad y su indiferencia. 


El revelado de ese rollo no solo permite que Fede recuerde momentos de su pasado, también le trae a un nuevo amigo: Pablo, el jovencito encargado del local de revelado, un apasionado de los cómics, quien se convierte en su mejor amigo, junto con su cuñado Ramón. La pasión por la fotografía de Fede y un incidente que lo lleva al hospital propician que los tres nuevos amigos decidan desafiar cualquier  adversidad para emprender juntos un viaje para hacer realidad sus sueños.



MÁS LEIDAS

El Santo, la leyenda enmascarada que siguió su destino

POR NANCY MORA 23-09-2017 23:37:11

Cines se transforman en centros de acopio tras el sismo

POR NANCY MORA 21-09-2017 16:22:04

Comunidad cinematográfica se solidariza con víctimas de sismo

POR ALEX VANSS 21-09-2017 14:59:02