Michel Grau entierra a cinéfilos en terremoto de 1985

POR: ENCUADRES

03-11-2016 11:12:34


La historia de dos hombres de diferentes clases sociales que tienen que compartir momentos de desolación, desesperación y frustración, mientras están bajo los escombros que dejó el terremoto de 1985 en la Ciudad de México, es recreada por el director mexicano Jorge Michel Grau en la cinta 7:19, La hora del temblor.


El filme protagonizado por los actores Héctor Bonilla y Demián Bichir fue rodado durante cuatro semanas en un estudio, casi en su totalidad, lo cual representó todo un reto para la producción, la cual contó con un presupuesto de 12 millones de pesos.


“La intención era contar una historia sobre dos personajes que estuvieran muy cercanos a la muerte, saber qué pasa por su mente, cómo se relacionan; después buscamos el mejor lugar para desarrollarla y la lógica nos empujaba al terremoto del 85”, compartió Michel Grau en entrevista con Encuadres.


Destacó que el guión de la película estuvo a cargo del escritor Alberto Chimal, y para su realización se contó con la asesoría técnica del arquitecto Iván Salcido. “Queríamos tener un guión muy realista sobre el terremoto y narrar la historia que queríamos, en un evento verídico que la sustentara y la hiciera eficiente (...)”. 


Salcido fue corrigiendo elementos reales dentro de la ficción, lo que le dio una mayor verisimilitud, que sustenta esa ficción en un universo real que el público puede reconocer, “porque no bastan detalles, se requiere crear este universo donde se crea una conexión emotiva”, explicó.


El vínculo con el espectador va más allá, consideró Grau, pues éste se convierte en cómplice al ser sumergido en la obscuridad que viven los protagonistas y observar como único escenario los escombros que los rodean. 


Con ello, Michel Grau cumple su objetivo de crear una película realista, “me interesaba que el público se sintiera enterrado, que pudiera vivir lo que estaba sucediendo; además esto implicaba un reto técnico al que quería someterme y someter a mi equipo, a una película muy complicada para resolver”.



Para los actores, mencionó, también representó un desafío encarnar a dos personajes inmóviles y colmados de emociones, eso fue lo que atrajo a Demián Bichir, quien recomendó a Héctor Bonilla para sumarse al equipo. 


A las buenas actuaciones y la investigación histórica sobre el terremoto ocurrido el 19 de septiembre de 1985, se suma una reflexión crítica sobre la situación política de ese entonces se vivía en el país, la cual se parece mucho a la actual. 


 “Desde el principio había una metáfora clara de cómo contar como hoy en día estamos atrapados en una tragedia nacional; tenemos un gobierno con fisuras, grietas a punto de desplomarse, y como sociedad no estamos reaccionando”, subrayó el cineasta. 


7:19 permaneció solo tres semanas en salas de Cinépolis, aún cuando en su primer fin de semana tuvo más de 67 mil espectadores. “La exhibición tiene sus propias necesidades, como atender al público que quiere ver cine más ligero. Otra cuestión es que nuestro público mexicano sigue teniendo el estigma de que las películas nacionales son malas, por ello su vida en cartelera es muy corta, sumado a que mucha gente empieza a conocer las películas en otros medios”, concluyó. 


Tras las funciones especiales que la cinta tuvo en Cine Tonalá,  como parte de la iniciativa Más cine mexicano, se espera su exhibición en 200 pantallas de cines en el interior del país. 



MÁS LEIDAS

Festival de Guión Cinematográfico listo para su cuarta edición

POR ENCUADRES 18-08-2018 13:31:07

Películas del CCC son semifinalistas para Oscar Estudiantil

POR ENCUADRES 19-07-2018 16:18:40

Un filósofo en la arena y los dilemas de la tauromaquia

POR ULISES CASTAÑEDA 21-03-2018 04:24:52