Libertad del diablo y Una mujer fantástica triunfan en los Fénix

POR: ULISES CASTAÑEDA

07-12-2017 12:18:58


La noche de ayer en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris se llevó a cabo la cuarta edición de los Premios Fénix a lo mejor del cine iberoamericano, en una demostración de lujo, glamour y calidad cinematográfica.


La organización Cinema 23 reunió a las máximas luminarias de habla hispana en una noche que no se salvó de discursos con sentido de denuncia política en coherencia con los filmes que estaban nominados en esta cuarta edición de los Premios Fénix.


Pocas películas mexicanas fueron nominadas, sin embargo, la cosecha fue fructífera. La libertad del diablo, de Everardo González, fue una de las grandes protagonistas de la noche al recibir tres estatuillas: la primera de la noche llegó en la categoría de Mejor Fotografía para María Secco; más tarde a Mejor Música Original para Quincas Moreira y también obtuvo el premio a Mejor Documental.


“Con este filme lo que quiero es visibilizar. Hoy se discute otorgar o no amnistía a cárteles de droga. Espero que la película abone sustento a la discusión cuando se estrene, y no sea sólo una cuestión moral y política”, dijo el cineasta Everardo González, director de La libertad del diablo al recibir la presea.


La libertad del diablo es un filme psicológico documental que muestra una serie de testimonios de personas que han vivido, sufrido o formado parte de la violencia; la película se adentra en la mente de aquellos que fueron víctimas y victimarios, quienes comparten frente a la cámara experiencias tan desgarradoras que enchinan la piel.



Pero la gloria máxima de la noche no sería para un filme mexicano. Este año volvería a triunfar la dinastía encabezada por el chileno Pablo Larraín, esta vez cómo productor de la cinta Una mujer fantástica, dirigida por Sebastián Lelio, que se llevó los tres premios principales de los siete a los que aspiraba. 


La cinta chilena consiguió los galardones a Mejor Película, Mejor Director y Actriz para la protagonista Daniela Vega, quien estuvo en la ceremonia junto a Pablo Larraín sin la presencia del director, quien está en rodaje: “Que linda es la diversidad. Dedico este premio a las mujeres que han perdido la batalla en manos de los hombres. Dedico este premio al amor”, dijo la actriz al recibir su premio.


La cinta aborda la historia de Marina (Daniela Vega) una joven camarera aspirante a cantante y Orlando (Francisco Reyes), veinte años mayor, planean un futuro juntos. Tras una noche de fiesta, Marina lo lleva a urgencias, pero él muere al llegar al hospital. Ella debe entonces enfrentar las sospechas por su muerte. Su condición de mujer transexual supone para la familia de Orlando una completa aberración. Ella tendrá que luchar para convertirse en lo que es: una mujer fuerte y pasional.


Esta es la tercera ocasión consecutiva que un filme de Larraín triunfa en los Premios Fénix,  pues los años anteriores ganó Neruda (2016) y El club (2015), en la categoría de Mejor Película.



Otro protagonista de la noche fue Netflix, debido a que por primera vez se dio cabida a reconocer las series producidas por Latinoamérica. En esta edición aquellas respaldadas por Netflix fueron las ganadoras: Narcos, que se llevó el premio a Mejor Serie de Drama y a Ensamble Actoral, y Club de Cuervos como Mejor Serie de Comedia.


También con tres galardones quedó Un monstruo viene a verme, de Juan Antonio Bayona: a Mejor Diseño de Arte para el mexicano Eugenio Caballero; Mejor Sonido y el Premio de los Exhibidores. En tanto que el premio de Mejor Actor fue para Oscar Martínez por El ciudadano ilustre.


El comentario político de la noche lo dio el guionista mexicano Guillermo Arriaga, quien antes de entregar el premio de Mejor Guion para Carla Simón directora y escritora de la cinta española Verano, 1993, dio un mensaje contundente a la comunidad cinematográfica latina: “les digo a todos que tenemos que reescribir los malos guiones de nuestros gobernantes”.


El resto de los premios estuvieron muy repartidos: Mejor Vestuario fue para la brasileña JoaquimEl invierno recibió el premio a Mejor Fotografía; y Mejor Edición para A fábrica de nada.



En la noche también se dieron reconocimientos a las trayectorias de la actriz argentina Norma Aleandro, quien no pudo asistir, mientras que el peruano Isaac León Frías recibió el Premio Fénix a la crítica cinematográfica.


“He tenido la satisfacción profesional de trabajar en los distinto países que conforman Iberoamérica, de ponerme a las órdenes de directores inteligentes y de compartir largas horas de rodaje y camerinos de teatro con compañeros valientes y generosos. A lo largo de mis años de trayectoria, comprobé y sigo comprobando que hay una característica que nos une, tanto o más que nuestras fronteras o nuestros abuelos o hijos o las costumbres…


“Nos une el compromiso y la convicción para contar nuestras historias, las que identifican y definen a nuestros pueblos, las que nos muestran como somos y el resto del mundo pueda acercarse y conocernos. Es un enorme privilegio formar parte de esta comunidad cinematográfica de Iberoamérica”, fue el mensaje que envió la homenajeada Norma Aleandro, en voz de la actriz Dolores Heredia.


Los números musicales que amenizaron la velada fueron protagonizados por la chica Almodóvar, Rosy de Palma, cantando “¿Quién será?”, con la Orquesta Pérez Prado; Natalia Lafourcade cantando “Hasta la raíz”, con arreglos en portugués junto a Foday Musa Suso; “Mirrota”, de Santa Sabina musicalizada por la orquesta de la noche; Nortec con “Tijuana Sound Machine” y “Gimme the power”, de Molotov, en el cierre.



MÁS LEIDAS

Cine iberoamericano llega a la Muestra Querétaro 2017

POR ENCUADRES 29-11-2017 01:20:04

Filmoteca de la UNAM conmemora Centenario de El Santo  

POR FCO. JAVIER QUINTANAR POLANCO 06-12-2017 15:02:31

Trivia: Las Hijas de Abril

POR SAÚL ARELLANO MONTORO 07-12-2017 11:07:32