Batallas íntimas: La pandemia de violencia contra la mujer

POR: YESENIA TORRES

27-11-2017 18:55:48


– ¿Estado civil?


– Casada.


Una mujer confiesa frente a lo que podría ser el Ministerio Público: “Recibí agresiones verbales, qué era una puta, una perra, una incompetente, que no servía para nada y que era una negra muerta de hambre. Las agresiones físicas fueron golpes con puños, patadas, jalones de cabello… y empujones”. Ella sabe que el silencio ahora es un asunto del pasado, pero no fue un camino fácil llegar al punto de reconocer que ante todo, el amor no debe doler.


El reciente trabajo documental Batallas íntimas de Lucía Gajá parte de éste concepto para evidenciar el terrible problema de violencia que sufren las mujeres de forma física y psicológica por parte de su compañero sentimental. Sin embargo, con esta cinta vamos más lejos. En cinco voces femeninas pertenecientes a México, Finlandia, Estados Unidos, España y la India, podemos comprobar que la violencia de género no mide fronteras, ni idiomas y nada tiene que ver la edad, la religión, el nivel socioeconómico o escolar, para que las agresiones se hagan presentes. Es una pandemia.



Pero, sí ya es gravísimo dimensionar el tiempo y geografía del problema, lo es peor cuando conocemos que la violencia hacia la mujer nace y radica en lo que debería ser el santuario para cualquier persona: en casa con la familia. En México no es un tema tabú. Nos resulta común saber de mujeres que sufren agresiones desde niñas, durante el noviazgo y aún así, como podemos ver en este documental,  se casaron y tuvieron hijos con sus agresores. Y esto, se convierte en un problema de vida o muerte, en el que salir del infierno también resulta igual de doloso que seguir padeciéndolo.


No se trata de un documental dramático que invite a aborrecer a los hombres por el simple hecho serlo. No. Tampoco se aproxima a un melodrama televisivo (al que por cierto le gusta explotar el tema). Son mujeres que amaron y que aprendieron a amarse así mismas. Las historias pueden ser muy lamentables y crudas, pero poco a poco sugieren un tratamiento al problema: Nadie nace siendo víctima, ni tampoco golpeador o asesino. Además, cabe mencionar que todo el documental está hecho por imágenes realmente bellas.



En un país como el nuestro, en el que en promedio se calculan cinco feminicidios diarios, en el que un hombre puede decidir secuestrar, violar, golpear y después matar a una mujer porque puede y no pasa nada. Que le basta con negar sus crímenes para evitar ser sometido a un juicio o a un procesos penal. Los testimonios que reúne Gajá se normalizan para la sociedad en números y cifras que dejan de perder importancia frente a su naturalidad en su situación y difusión. Batallas íntimas nos invita a que el infierno deje de personal y se trate como el problema social que es.



MÁS LEIDAS

Star Wars: Los últimos Jedi y la independencia del Fan Service

POR FCO. JAVIER QUINTANAR POLANCO 14-12-2017 15:35:41

Antiporno: libertad condicional

POR ANTONIO FLORES 28-11-2017 22:21:32

La Cordillera, un thriller psicológico y político excepcional

POR ALEX VANSS 06-12-2017 15:16:29