Los crímenes del Mar del Norte o el retrato de un monstruo

POR: ISREAL YERENA

20-11-2017 02:05:51


Los crímenes del Mar del Norte, del director José Buil, presenta los asesinatos de Gregorio Cárdenas Hernández, mejor conocido como el estrangulador de Tacuba y quien aterrorizó a la Ciudad de México luego de que sus crímenes salieran a la luz en los años 40.


Lo verdaderamente escalofriante del caso no es que hubiera tres prostitutas y una joven estudiante asesinadas por “Goyo Cárdenas”; sino el hecho de que fuera recibido de pie y entre aplausos por una repleta Cámara de Diputados luego de ser perdonado públicamente por el presidente Luis Echeverría, quien además lo catalogó como “un gran ejemplo y un caso claro de rehabilitación”.


De esta forma, José Buil presenta a manera de crónica los crímenes de Goyo Cárdenas, pues mediante el personaje de Jorge Roldán "El Calavera" y de forma muy libre, narra los lamentables hechos que hicieron de “el estrangulador de Tacuba” uno de los asesinos más famosos en la historia de nuestro país.


Uno de los principales puntos a favor de Los crímenes del Mar del Norte es la forma en que se nos presenta, pues al estar filmada en blanco y negro y con música típica de los 40 de fondo no sólo logra una gran fotografía, sino que fácilmente nos remonta varios años atrás a las calles de Tacuba (locación de la cinta) donde Goyo –interpretado por Gabino Rodríguez- acechaba a sus víctimas.



La historia es llevadera pero con un ritmo un tanto pesado, pues a pesar de que desde un inicio se enfoca en el tiempo en que Goyo comenzó a matar y en ningún momento ahonda en la mente del asesino, los diálogos lentos y la calmada narrativa ocasionan que la cinta se vuelva no tediosa pero sí tardada, lo que por momentos podría causar que la atención del espectador se vaya hacía otro lado una vez que ya le han mostrado lo necesario para pasar a la siguiente escena pero en cambio la trama continúa en una misma secuencia que ya no aporta nada más a la película.


No obstante a esto, la cinta merece la pena gracias a la mancuerna que Gabino Rodríguez y Norman Delgadillo (el Calavera) hacen, pues gracias a sus actuaciones es que el filme avanza y logra ser entretenido en su mayor parte.


Otro punto a favor de esta película es la documentación que se tuvo para su realización, pues no sólo la iluminación y la fotografía logran adentrar al público en la historia, sino que además la puesta en escena desde las fachadas antiguas hasta los automóviles de época, pasando por el vestuario del mismo Goyo y la cronología en que cometió sus crímenes, logran una gran fidelidad a la historia de la vida real.


Si bien la cinta logra entretener carece de un final impactante, pues la no inclusión de aquella escena (ya fuera recreada o documentada) de Goyo entrando a San Lázaro entre aplausos y ovaciones, pudo ser la secuencia que cerrará con broche de oro esta cinta y, más aún, que la hubiera convertido en una excelente metáfora del México de hoy como el de hace casi 40 años, es decir, donde el crimen sale impune ante la ley y más aún, es celebrado.


“Los crímenes del Mar del Norte” es, a fin de cuentas, una obra entretenida y bastante llevadera, aunque al parecer todavía tendremos que esperar un poco más para ver un filme que explote al máximo todo el potencial que un personaje como Goyo Cárdena puede darle al cine nacional.


La cinta se estrena en cines el 24 de noviembre de 2017.



MÁS LEIDAS

Star Wars: Los últimos Jedi y la independencia del Fan Service

POR FCO. JAVIER QUINTANAR POLANCO 14-12-2017 15:35:41

Antiporno: libertad condicional

POR ANTONIO FLORES 28-11-2017 22:21:32

La Cordillera, un thriller psicológico y político excepcional

POR ALEX VANSS 06-12-2017 15:16:29