Felipe Calzals y el sueño de restauración de El Apando

POR: NANCY MORA EN MORELIA

07-11-2017 16:21:39


Hace 42 años Felipe Cazals filmó El Apando, película basada en la novela homónima que José Revueltas escribió en 1969 durante su estancia como preso político en la cárcel de Lecumberri. Ahora, esta joya cinematográfica que retrata los abusos del sistema carcelario en México durante la presidencia de Gustavo Díaz Ordaz podría cobrar nuevos bríos a petición de su creador.


“Yo quisiera restaurar El Apando, cuyo negativo está en condiciones graves, afortunadamente está a salvo en la Filmoteca de la UNAM pero existen algunas complicaciones de orden administrativo y de titularidad, un lío de abogados que hay que resolver, pero lo que importa es recuperar la película”, aseguró Cazals en entrevista con Encuadres.


Destacó la importancia de rescatar del olvido una película como El Apando porque se trata de una obra de José Revueltas, a quien consideró “un autor capital en la historia del siglo XX mexicano en términos literarios y en la historia de México en términos filosóficos”.



El Apando es un retrato crudo que desnuda los abusos del sistema penitenciario mexicano en la década de 1960 y refleja la marginalidad social de la época a través de sus tres protagonistas: Polonio (Manuel Ojeda), Albino (Salvador Sánchez) y El Carajo (José Carlos Ruiz).


La cinta obtuvo un Premio Ariel a Mejor Edición en 1977 y Felipe Cazals confía que pronto su deseo de verla restaurada se hará realidad, como sucedió ya con dos de sus películas: Canoa, cuya versión restaurada se exhibió en el pasado Festival de Cine de Guadalajara, y Los motivos de Luz, que presentó en el XV Festival Internacional de Cine de Morelia.


“Creo que en cada festival de cine debería haber un espacio para que se vieran películas mexicanas restauradas, puedo casi afirmar que hay más de 200 películas en la historia del cine mexicano que merecen ser restauradas, no como una forma de desplazar a los nuevos cineastas sino como una manera de ampliar la cultura del espectador”, destacó.



El también director de filmes como Las vueltas del Citrillo y Chicogrande apuntó que como toda expresión cultural, el cine no tiene un compromiso con nada salvo con su propia creación, en un país donde un éxito editorial no rebasa los siete mil ejemplares vendidos porque somos un país en el que no se lee, el cine tiene un compromiso mucho más importante: divertir. Ese es un compromiso de consumidores no de espectadores.


La última película dirigida por Felipe Cazals fue Ciudadano Buelna (2013) y a sus 80 años de edad, el realizador no desea contar nuevas historias, “eso sería ser un guerrillero ya vencido, creo que hice algunas cosas que pude haber hecho mejor, fui acompañado de gente valiosísimas y soy un gran deudor, le debo a mis colaboradores, a mis actores, a todos, porque solo no hago ni una película, aunque creo que las pude haber hecho mejor”, concluyó.




MÁS LEIDAS

Sandra Luz Barroso y el cine como arma para transformar corazones

POR YESENIA YEYRE TORRES 17-10-2017 02:17:52

Carmen Maura: Chica Almodóvar y talento del cine mexicano

POR ULISES CASTAÑEDA 21-12-2017 21:50:43

Sebastián Hofmann y la cultura como la esperanza de México

POR ULISES CASTAÑEDA 30-01-2018 21:59:57