The Drawer Boy o la vida secreta de la memoria

POR: ULISES CASTAÑEDA

26-10-2017 22:54:16


Basado en una obra de Michael Healey, The Drawer Boy encuentra sus raíces en una pieza vital de la historia del teatro canadiense. La cinta es dirigida por el mexicano Arturo Pérez Torres que estrenó su filme la tarde de ayer en la competencia oficial al Mejor Largometraje Mexicano de la edición 15 del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), en una de las películas que más han sorprendido por su buena factura y emotiva historia.


El filme nos lleva a 1973. Miles, un joven actor de teatro de Toronto, llega al Condado de Huron en la casa de Angus y Morgan, dos antiguos agricultores solteros. Miles se queda con los dos campesinos para reunir historias sobre la vida rural y hacer una obra de teatro sobre ella. Las tres vidas se ven irrevocablemente alteradas cuando el arte intenta imitar la vida y la línea entre la verdad y la ficción que se cruza. Mirar al pasado siempre es peligroso, pero en este filme se muestra que también hay cierta belleza en los secretos que han dejado las heridas, en los secretos que se guardan.


“Esta es una obra de teatro que tiene como veinte años, es la primera ficción narrativa que hago; la leí hace diez años y me llamó la atención el tema. Básicamente trabajé con actores de teatro y fue una gran labor que aproveché, pues logré hacer secuencias de más de diez minutos porque están acostumbrados a aprenderse diálogos muy largos”, expresó el cineasta, en conferencia de prensa realizada después de la presentación del filme.



La obra de Michael Healey está basada en un hecho real. En 1972, un grupo de jóvenes actores radicados en Toronto trabajó junto al Theater Passe Muraille de Toronto y se lanzó al estudio de una comunidad agrícola de Ontario. Los actores se sumergieron en las vidas de las familias de agricultores en la comunidad de Clinton, Ontario, y trabajaron en las granjas al tiempo que crearon historias a partir de sus experiencias. Estas historias se convirtieron en parte de una experiencia colectiva teatral llamada The Farm Show, un espectáculo que se inauguró en Toronto y recorrió partes de Canadá.


“Decidimos hacer cine como si lo hubiéramos hecho en 1973, con filtros de esa época y sin incluir algo digital; todos los efectos de luces fueron análogos, más básicos, luz natural para mantenernos fieles a la época”, destacó el cineasta.


Al principio, parecería que The Drawer Boy está destinada a ser una comedia tranquila y discreta basada en las diferencias culturales, sin embargo, la película se transforma en una emotiva reflexión sobre la amistad, el fracaso, las ambiciones y las heridas que no cicatrizan con el tiempo. 


Arturo Pérez Torres, quien ha realizado documentales como Súper amigos (2007) y Las águilas humanas (2010), pero que incursiona en el género de la ficción con su más reciente trabajo, explicó que The drawer boy se estrenó hace cinco días en Estados Unidos a la espera de su estreno en México.



MÁS LEIDAS

Cine iberoamericano llega a la Muestra Querétaro 2017

POR ENCUADRES 29-11-2017 01:20:04

Filmoteca de la UNAM conmemora Centenario de El Santo  

POR FCO. JAVIER QUINTANAR POLANCO 06-12-2017 15:02:31

Trivia: Las Hijas de Abril

POR SAÚL ARELLANO MONTORO 07-12-2017 11:07:32