James Dean: Un gigante a 62 años de su muerte

POR: SAÚL ARELLANO MONTORO

29-09-2017 15:23:39


El 30 de septiembre de 1955 el estudiante californiano Donnald Turnpseed, a bordo de su Ford Sedan, venía acercándose sobre la ruta 41 a la intersección con la 46 en el estado de California. Regresaba cansado a casa para pasar unas vacaciones. Eran las 17:40


En la otra carretera, la 46, venía a bordo de su Porsche 550 Spyder (con un 130 pintado en las puertas) JAMES DEAN quien había terminado la filmación de Gigante y regresaba para participar en una carrera en Salinas, California. Eran las 17:40.


A las 17:45 ambos autos se encontraron de frente.


Turnupseed sufrió ligeros golpes... mientras que James Dean moría de forma instantánea. La supuesta (y poética hora del fallecimiento) quedo extrañamente registrada como 17:59.

La carretera cambió de 1955 a la fecha. El lugar del accidente quedó ahora a 33 metros debido a una remodelación de las carreteras, conocido en los años 50 y 60 como el “Callejón Sangriento”, para evitar más accidentes. Cosa que no funcionó porque a la fecha sigue siendo una intersección mortal por la velocidad con la que circulan camiones y autos. 


Luego de tres películas, apariciones esporádicas en series de televisión y algo de teatro, la personalidad de Dean estaba más que definida como la máxima representación de la juventud de la post-guerra que buscaba un lugar en el mundo. 



Actor clave del método (junto a Marlon Brando), a Jimbo la vida le duro poco para poder demostrar aún más la forma en la que la actuación debía enfilarse en esos años y que ahora es tan poco concurrida.


Maestro de la improvisación y la adaptación a su entorno, Dean daba a sus personajes una credibilidad pocas veces vista en pantalla que le permitía extender la escena para tratar que sus compañeros se metieran en su personaje también. 


Esto fue motivo de muchos conflictos con Rock Hudson durante la filmación de Gigante y que terminó con un desprecio de éste a Dean. Lo mismo pasó con el artesano director Stevens a quien Dean desesperaba al fragmentar con improvisación una escena ya establecida... Como aquella secuencia de Gigante donde le es avisado al personaje de Dean que la hermana del personaje de Hudson le ha dejado un pedazo de tierra y se lo quieren comprar. Toda esa secuencia fue improvisada por Dean pero resultó tan buena que a pesar de todo, George Stevens la dejó en el corte final.


De no haber muerto en ese accidente, Marlon Brando hubiese compartido el título del Mejor Actor del Mundo con Jimmy Dean.



MÁS LEIDAS

Pedro Infante, el ídolo más humilde del mundo

POR ULISES CASTAÑEDA 18-11-2017 23:23:53

Pedro Weber "Chatanuga", más que un cómico del cine de ficheras

POR ULISES CASTAÑEDA 22-03-2016 15:33:27

El Santo, la leyenda enmascarada que siguió su destino

POR NANCY MORA 23-09-2017 23:37:11