Mi nueva yo: La decadencia de Reese Whiterspoon

POR: ULISES CASTAÑEDA

10-09-2017 14:20:36


La actriz estadounidense Reese Whiterspoon estrena en México una película con la que trata de volver a su zona de confort, como la chica bonita, con la diferencia de que ahora se nota que ha perdido la juventud. Con esto no digo que no sea una mujer bella, pero lo que sí resulta fatídico es que interpretar a una cuarentona rica que vive en Hollywood y se enamora de un chico mucho menor que ella de una forma tan patética nos dice mucho del momento actoral en la carrera de Whiterspoon.


Después de habernos regalado papeles memorables en Walk the line (2005), de tener apariciones interesantes en Mud: El niño y el fugitivo (2012) o Inherente vice (2014), pero sobre todo en su espectacular regreso en Alma salvaje (2014), la intérprete vuelve a querer jugar a la princesa, en una comedia romántica que intentaba hablar de la feminidad de una mujer vulnerable, pero de la que solo nos presenta una caricatura, un filme sin temperamento.


Whiterspoon da vida a Alice, madre de dos hijas que ha decidido regresar a vivir a Los Ángeles, ante la ausencia (por trabajo) de su marido. Ella decide separarse, pero entra en una crisis de soledad, que la lleva a tener una aventura con un chico que recién se ha mudado a la ciudad de las estrellas, junto con dos de sus amigos, con el sueño de hacer una carrera en el cine. De un momento a otro decide tener a los tres chicos en su casa como inquilinos y es esa experiencia la que le cambia la vida.



Valga la comparación, hace unos años David Cronenberg estrenó su filme Maps to the stars, una comedia negra en torno a ese sector de la sociedad que vive o está inmersa en el sueño de la fama. El canadiense fue satírico y profundo. La idea no es comparar un argumento del otro, sino una percepción del fenómeno de la aspiración, mientras en Mi nueva yo se habla de una decadencia, se maneja con una ingenuidad que le hace perder la credibilidad al argumento, por tan inocente e inconsciente.


De ahí regresamos al tema Whiterspoon, en un entorno de inverosimilitud, es donde desarrolla un personaje en el que por momentos sale sobrada y en otros se ve forzada, más aún, en otros parece no saber ni cómo reaccionar ante las pobres situaciones que le plantea la historia.


La directora Hallie Meyers-Shyer nos presenta un filme sin espíritu, sin ambición estética ni argumental. Plantea la situación de su protagonista de una forma superficial, no se sumerge en las emociones, incluso carece de gracia. Lo mejor de la película es una mala interpretación de Reese y eso ya dice suficiente de lo que se puede esperar. Probablemente ella destacaría en proyectos más serios, pero con filmes como este no nos deja entusiasmados.



MÁS LEIDAS

Mark Hamill y el intimidante regreso a Luke Skywalker

POR ULISES CASTAÑEDA 23-11-2017 17:13:30

Suburbicón: El cinismo de la moral estadounidense

POR ULISES CASTAÑEDA 23-11-2017 15:52:48

Oso polar se proyectará en la segunda edición del FICMA

POR ENCUADRES 23-11-2017 00:37:43