City of ghosts: Cuando las palabras son más fuertes que las armas

POR: ALMA AGUILAR FUNES

17-08-2017 23:15:59

“Cualquiera que no tenga libertad y seguridad es vulnerable”, sentencia Abdalaziz Alhamza, un joven de origen sirio que junto a otros activistas de su edad libran una cruenta guerra contra el grupo terrorista ISIS. Su historia es contada en el más reciente documental de Matthew Heineman, City of ghosts, estrenado en el Festival de Sundance en enero de este año y presentado en julio durante el Guanajuato Film Festival (GIFF) de México.


 El cuarto largometraje de Heineman se centra en la historia de tres jóvenes responsables de fundar el sitio informativo “Raqqa Is Being Slaughtered Silently” (RBSS, Raqa está siendo masacrada en silencio). Hamoud, Mohamad y Abdalaziz le dan rostro en este documental a miles de ciudadanos de Al Raqa que viven en el terror de morir o ver morir a su gente. El largometraje inicia con un evento que parece responder a los mismos objetivos que los del cineasta: la entrega de un reconocimiento, el Premio a la Libertad de Prensa Internacional a este grupo de jóvenes amigos por su valeroso trabajo periodístico. El galardón entregado en 2015 por el Comité para la Protección de los Periodistas de Estados Unidos, fue también un homenaje a Hamoud, Mohamad y Abdalazis, quienes han arriesgado su vida y aún viven en las sombras tratando de volver a la ciudad que perdieron por informar al mundo sobre su situación.


 A través de su testimonio nos adentramos al origen de todo: una guerra civil que dio inicio al conflicto denominado La Primavera Árabe, la cual alcanzó unos años después a la ciudad Al Raqa y que al terminar, lejos de mejorar la situación se puso peor. Los ciudadanos esperanzados en tener un gobierno más justo, sólo fueron testigos de cómo su situación de vulnerabilidad fue aprovechada por Abu Bakr al-Baghdadi, líder de la organización terrorista ISIS, quien se autoproclamó el nuevo líder del lugar y nombró a su régimen un nuevo Califato cuyo objetivo sería extender al Estado Islámico.


 La cinta recupera las fotos y videos tomados por los jóvenes organizadores de RBSS, quienes sólo armados con las cámaras de sus celulares y algunas computadoras comenzaron a informar sobre lo que realmente sucedía en sus calles: reuniones públicas forzosas en las que amenazaban de muerte a quien no siguiera al nuevo régimen, decapitaciones públicas, torturas y crucifixiones. De fuerte contenido visual City of ghosts impacta tanto por la narración como por hechos reales que parecen salidos de películas de terror.



 Abdalazis, portavoz; Mohamad, reportero y Hamoud, camarógrafo, desnudan su historia para llegar a una conclusión con el propio documental: “Nuestras palabras son más fuertes que sus armas”. Igual que en otros documentales –recuerdo, por ejemplo, el de #chicagoGirl: The Social Network Takes on a Dictator (Joe Piscatella, EU-Siria, 2013)–, City of Ghost reafirma que las batallas libradas a través de las redes sociales tienen un impacto de mayor alcance y empoderan al ciudadano al dotarlo con un arma que posiblemente no se vislumbraba así: la tecnología. Mediante una rebeldía pasiva, Hamoud, Mohamad y Abdalazis, aprovechan estos recursos a su alcance para modificar la historia y combatir a aquellos que han llevado la tragedia a su pueblo.


 Los testimonios se complementan con el material de archivo y una fuerte investigación audiovisual del cineasta norteamericano, quien fue nominado al Oscar en 2016 por su anterior documental, Cartel Land (2015). Una vez más, en este documental Heineman se concentra en seguir la vida de sus protagonistas, quienes además de hablar de su lucha, lidian con otras problemáticas que parecen no tener fin: las constantes amenazas de muerte y por ende su permanente transición de un país a otro (de Turquía, Siria a Alemania y Estados Unidos), los asesinatos de sus familiares y amigos por su trabajo informativo, los nuevos movimientos de racismo que los afectan por su origen árabe, el despojo de su identidad, la permanencia y el arraigo a un lugar que puedan llamar hogar por su necesidad de huir, la latente inquietud por el futuro cuando ISIS sobrepasó los límites árabes para incursionar en Europa.


 City of ghosts es un homenaje a aquellos que dan su vida para combatir a un régimen autoimpuesto que siembra muerte y violencia, pero es también el retrato del poder que tienen los medios de comunicación en la actualidad. Tan es así, que en el documental se explica cómo los propios terroristas hacen uso de los medios audiovisuales también, pero con grandes producciones al estilo de Hollywood para combatirlos en el terreno digamos ideológico, mientras que siguen abusando del terror y la violencia para intimidarlos: infundiéndoles pánico con videos sobre cómo asesinan a sus parientes, con imágenes enviadas a su Facebook donde les hacen saber que conocen su ubicación y mensajes públicos a los simpatizantes de ISIS para “matar a los traidores del Estado Islámico”.


 Heineman reconoce y da un lugar a los integrantes de RBSS por su valor, pero también hace una reflexión contundente: este problema que comenzó en la región árabe se está extendiendo y aquellos que lo han ignorado, hoy sufren consecuencias extremas. La cinta no niega la gravedad de los hechos, pero deja ver que los medios de información independientes son armas poderosas y bien usadas pueden ser para beneficio del ser humano. Pocas películas tienen una interpretación social y política del periodismo tan comprometida como ésta, en la que por igual se engrandece el valor del hombre como el poder de la información.


  City of ghosts


(Estados Unidos, 93 minutos)


Dirección, fotografía y producción: Matthew Heineman. Música: Jackson Greenberg y H. Scott Salinas. Edición: Matthew Hamachek, Matthew Heineman, Pax Wassermann. Compañía Productora: Our Time Projects. Distribución: Amazon Studios.


Premios:


Gran Premio del Jurado en el Sheffield Doc/Fest Awards 2017.


Mejor Filme Social de Impacto en el Festival Internacional de Cine de Greenwich 2017.


Premio Candescente en el Festival de Cine de Sundance 2017.


Premio de la Audiencia en el CPH:Dox 2017.


Premio del Jurado a Mejor Documental de Conciencia en el Docville 2017.


Premio Corazón de Plata en el Festival Internacional de Cine de Dallas 2017.


Premio Especial del Jurado por Dirección en el Festival de Cine Montclair 2017.



MÁS LEIDAS

Mark Hamill y el intimidante regreso a Luke Skywalker

POR ULISES CASTAÑEDA 23-11-2017 17:13:30

Suburbicón: El cinismo de la moral estadounidense

POR ULISES CASTAÑEDA 23-11-2017 15:52:48

Oso polar se proyectará en la segunda edición del FICMA

POR ENCUADRES 23-11-2017 00:37:43