Spidey, el héroe que regresa y queda a deber

POR: ALEX VANSS

08-07-2017 15:52:56


Muchos fans de los comics, amantes de Spider-Man y Marvelitas de hueso colorado esperaban con ansias el reboot del héroe arácnido, cuya primera aparición en Captain America: Civil War  (2016) había levantado revuelo y alegrado corazones, por lo que las expectativas de los amantes del Universo Cinematográfico de Marvel (UCM) eran altas ante el estreno de Spider-Man: Homecoming.


Se especuló sobre si estaría más apegado a la serie animada Spider-Man Ultimate, si aparecería demasiado IronMan o si simplemente se haría algo distinto, como Marvel Studios lo ha venido haciendo con mucho o poco éxito, así que la película protagonizada por Tom Holland se convirtió en una de las más esperadas del verano, tras el éxito de La Mujer Maravilla de DC.


Se podría decir que para los parámetros que nos tiene acostumbrados Marvel, la cinta cumple los estándares y continúa con la línea que los estudios han trazado para el desarrollo de todo el universo, sin embargo, el Spider-Man de Tom Holland nos queda a deber.


Sí, es un Spidey distinto, un adolescente de 14 años; su tía es una sexy mujer de mediana edad y su entorno es propio de un millenial, rodeado de drones, tecnología, cómics, Star Wars y otros elementos de la vida coloquial de un estudiante de primeros años del High School, sin embargo, su ansiedad por pertenecer a los Avengers y dejar a un lado su vida escolar no se alcanza a notar en Holland.



La cinta comienza presentándonos los orígenes del villano El buitre, interpretado por Michael Keaton, quien nos muestra su motivación para transgredir las leyes, después vemos el video diario de spidey en su travesía a Berlín para pelear a lado de Tony Stark (Robert Downey Jr) bajo la tutela de Happy Hogan (Jon Favreau), su experiencia peleando contra Capitán América y después su regreso a la realidad. De ahí, un salto en el tiempo para verlo aburrirse terriblemente en el colegio y contando los minutos para ir al “internado Stark”, atosigando a Happy para que lo deje combatir a lado de Tony y los Vengadores.


El comienzo es lento porque tenemos que conocer al personaje principal y sus vicisitudes, eso justifica un poco el por qué tarda tanto en levantar Spider-Man: Homecoming, pero cuando ya vemos a spidey en acción simplemente queda a deber y esto es responsabilidad del director y uno de los cuatro guionistas de la película: Jon Watts, quien presenta los hechos por casualidad, sí, por casualidad spidey aprende a usar su traje, por casualidad conoce a los villanos, por casualidad su mejor amigo descubre quien es en verdad Peter Parker y a esto hay que sumarle las débiles confrontaciones principales entre villano y héroe.


Si es un adolescente, tiene los problemas propios de un chico de 14 años pero es Spider-Man y eso no se alcanza a ver en la película y por ello resulta necesaria una segunda entrega para desarrollar mejor al personaje y conocerlo más a profundidad, eso está asegurado pero en el trance aparecerá Infinity Wars lo cual parece entorpecer el desarrollo de la saga.


Otro desatino de Spider-Man: Homecoming es la cuota racial y social: chico blanco, enamorado de chica afroamericana - hay que ser políticamente correctos - mejor amigo con sobrepeso que lo remedia con sentido del humor - el amigo gordito chistosón - el bully latino y una chica que no sabemos bien que hace pero es antipática y muy consciente de la situación social del país para tener 14 años. Todo estos se puede entender si consideramos que Marvel pertenece a la empresa del ratón más poderoso que de algunos años a la fecha promueve el respeto, la tolerancia y la integración, pero eso es un poco irreal si consideramos que los latinos en Nueva Jersey tienen pocas oportunidades de ingresar a una escuela privada y poseer autos de alta gama.


A esto se suma un excesivo uso del CGI que parece acercarse más al cine de animación que al live-action, uno entiende que si tienes la tecnología hay que usarla pero a ratos es demasiado obvio que es algo hecho por computadora gracias a una pantalla verde y eso hace que la actuación tenga que ser más convincente, lo cual no pasa con Holland y compañía, salvo Keaton quien sabe aprovechar su experiencia para sacar adelante su papel.



Spider-Man: Homecoming  cumple, lo hace bien, pero no convence, si eres marvelita te podría quedar a deber, si solo eres fan del UCM saldrás bien contigo mismo pero quizá con una sensación de que le faltó algo, ahora que si solo vas a palomear, lo más entretenido del principio de la cinta serán tus palomitas y refresco.


La cinta te sacará varias risas, los gags del Capitán América -ahora criminal de guerra – son de lo mejor,  así como las dos escenas post créditos que por lo menos te harán salir con una sonrisa de la sala de cine.


P.D. Si ustedes piensan ver la cinta en 3D pero no hay tanto dinero para el boleto del cine, no hay problema, no se perderán de nada especial, si la ven en sala tradicional no será un desperdicio.



MÁS LEIDAS

Arranca 63 Muestra Internacional de Cine

POR FCO. JAVIER QUINTANAR POLANCO 17-11-2017 19:53:36

Listo segundo Festival de Cine con Medios Alternativos

POR ISRAEL YERENA 16-11-2017 18:37:53

Miguel y Estrella: La fantasía y la realidad en Coco y Vuelven

POR ALMA AGUILAR FUNES 16-11-2017 17:20:55