Lazar Ristovski y el humor como medicina contra la tragedia

POR: ULISES CASTAÑEDA

01-04-2017 18:43:41


“Hay un dicho en Serbia que dice que es mejor que uno esté preparado para morir antes de que las cosas ajenas nos vayan a matar”, dice el actor Lazar Ristovski al hablar sobre el humor negro con el que se trata el tema de la muerte en su más reciente película Fuera de mi camino, de Milos Radovic, que llega a salas de cine mexicanas después de haber formado parte del Festival Internacional de Cine en Guadalajara.


El actor, quien se dio a conocer a nivel mundial hace más de 20 años gracias al aclamado drama bélico de Underground (1995), que dirigió Emir Kusturica y que ganó la Palma de Oro del Festival de Cine de Cannes, ahora se muestra a nivel internacional con una comedia negra que está inspirada en una estadística curiosa y trágica en torno a la vida de los conductores de trenes.


“Según las estadísticas, un maquinista atropella en promedio a 10 personas a lo largo de su carrera, esa estadística inicial fue la que inspiró a que se hiciera esta película. Tanto para el director como para mí esta película se volvió algo sentimental ya que ambos estábamos ligados a las historias de los conductores de trenes. Tanto el papá de Milos Radovic (director) como uno de mis familiares se dedicaban a eso”, expresó el actor y director, en entrevista con Encuadres realizada en Guadalajara.


Ristovski da vida a Ilija, uno de esos conductores que son llamados por algunos como “inocentes asesinos en serie”, “es un personaje muy complejo que desde el principio fue escrito para mí. De Ilija, el personaje podemos decir que se trata de un hombre duro en apariencia pero que en el fondo se trata de una persona muy noble y con muchos matices emocionales. Es un personaje que transmite muchos sentimientos porque está dispuesto a hacer un sacrificio y transmitir eso en la película”, destacó.


El actor confía que la película tenga un recibimiento en México aceptable luego de triunfar en su país, porque considera que Serbia y México han sido países maltratados por la historia y que ambas culturas han encontrado en el humor hacia la muerte, una forma de sobrellevar los problemas:


“Es muy interesante, la historia de México siempre ha sido difícil, desde la época colonial por los conquistadores y es por eso que los mexicanos usan el humor para pasar esas épocas difíciles. Lo que pasa en Serbia es algo similar porque también han sido un país que ha sufrido muchas guerras y acontecimientos difíciles por lo que, igual que los mexicanos, aprendimos a llevarlo por medio del humor. Los mexicanos siempre luchan por la libertad del país, y en eso también nos parecemos. Nos gusta el humor negro porque también es nuestra forma de enfrentar la muerte”, destacó.



“La historia se podía contar de dos formas, la primera era en tono de comedia muy simple que preferimos evitar y otra como un drama muy denso que al principio era una de las apuestas, sin embargo, después pensamos que no queríamos que fuera un drama demasiado realista, queríamos que el humor le diera algo como un realismo mágico.


Creemos que esta película le puede gustar al público mexicano porque sabemos que tienen una riqueza cultural muy nutrida, sobre todo por el realismo mágico que se ve en el cine y la literatura de este país”, dijo.


Finalmente, Lazar Ristovski lamentó que en la actualidad el cine mexicano no llegue a las salas de cine serbias, sin embargo, aún ven como buenos recuerdos el cine mexicano de los años 60 que llegó a verse en ese país.



MÁS LEIDAS

Mark Hamill y el intimidante regreso a Luke Skywalker

POR ULISES CASTAÑEDA 23-11-2017 17:13:30

Suburbicón: El cinismo de la moral estadounidense

POR ULISES CASTAÑEDA 23-11-2017 15:52:48

Oso polar se proyectará en la segunda edición del FICMA

POR ENCUADRES 23-11-2017 00:37:43