Cine mexicano 2016: Más producción ¿Y la exhibición?

POR: NANCY MORA Y ALEX VANSS

22-03-2017 17:12:43


El comportamiento del cine mexicano durante 2016 resulta contrastante. Si bien se rompió el récord histórico de producción con 162 filmes nacionales, 27 más que en 1958 cuando se produjeron 135 y  22 más que en 2015 cuando fueron 140,  el problema continúa siendo la exhibición, pues de los 90 estrenos de ese año muchos ellos se vieron en menos de 10 pantallas en todo el país.


El Anuario Estadístico del Cine Mexicano 2016, que se presentó en el pasado Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG),  revela interesantes cifras: En México existen un total de 6225 salas de cine donde se estrenaron 407 películas, pero solo 90 fueron mexicanas. Mientras que la asistencia total fue de 321 millones de personas durante ese año, de las cuales solo 30.5 millones vieron cine mexicano.


La película mexicana más vista fue ¿Qué culpa tiene el niño?, que se exhibió en 3,031 pantallas, tuvo cinco millones 893 mil 885 espectadores y 277 millones 784 mil 904 pesos en ingresos, mientras que 11 películas tuvieron solo una pantalla de exhibición, siendo Acuérdate de Acapulco la que menos asistencia e ingresos tuvo, con 15 espectadores y 585 pesos.


Otras cintas que se estrenaron solo en una pantalla de cine fueron El jesuita, Alicia más allá del abismo, Ayotzinapa 26, Mañana psicotrópica, Conversaciones con mono blanco, Malgré tout, Inercia, El grito de los coyotes, Aerosol y Paraíso en Auschwitz. Si sumamos los ingresos de estas 11 películas representan solo el 0.13 por ciento del total recaudado por la más taquillera que fue ¿Que culpa tiene el niño?.


Ante este panorama desalentador, Encuadres conversó con la productora y promotora de cine mexicano Mónica Lozano sobre la creación de nuevos modelos de exhibición en México como una alternativa para la exhibición del cine nacional.



“Cada película requiere un modelo de exhibición diferenciada y por ello un circuito y una estrategia de programación diferente, el que hoy exista en la República Mexicana solo un modelo de exhibición a veces limita la repercusión que puede tener el cine mexicano en el público nacional porque cuando estrenas con masividad una película de franquicia requieres un alto volumen de inversión y número de pantallas que quizá una película de otra nacionalidad, incluida la mexicana no lo requiere”, expresó en entrevista.


En esos casos de películas que no son de franquicia, aseguró, se requieren otro tipo de estrategias, que tienen que ver más con la reflexión y con la recomendación de boca en boca que hagan posible llegar a su público, “como productor debes saber perfectamente para qué público hiciste la película, quizá no es para que esté en dos mil pantallas”.


Acotó que uno de los problemas es que existe un modelo de exhibición único, hegemónico, que privilegia el cine de franquicia procedente de Hollywood, “de ahí la necesidad urgente de generar nuevos circuitos, más cines independientes y una oferta más plural y permitir que sea el espectador quien elija porque el actual modelo solo condiciona el deseo de ver o no una película, porque si en un complejo con 20 pantallas, 14 de están disponibles para un solo filme en todos sus formatos con funciones cada 15 o 30 minutos, seguramente la vas a privilegiar como público ante aquella que tienes que esperar dos horas para verla”.


En este sentido, el cineasta mexicano Ernesto Contreras apostó por la diversificación de historias que se cuentan en el cine, “como cineastas tenemos la responsabilidad de hacer buenas películas y en la medida que lo hagamos tendremos una buena respuesta por parte del público”.



Contreras, quien obtuvo dos premios en el Festival de Sundance por su filme  Sueño en otro idioma y San Sebastian por Párpados azules, también se pronunció por la necesidad de tener condiciones equitativas para el cine mexicano. “No podemos culpar al espectador por no ver cine mexicano”.


Cine en circuitos alternativos


La Ciudad de México y Área Metropolitana continúan siendo la región con mayor número de salas en el país, con un total de mil 464 en 2016, diez más que el año anterior, en cambio en Puebla se registró una disminución, pasó de tener 219 salas en 2015 a 206 en 2016 y no es el único caso, Tamaulipas perdió tres salas y ahora solo cuenta con 193; Oaxaca e Hidalgo perdieron una sala y quedaron con 87 y 86, respectivamente.


La entidad que más creció en cuanto a espacios de exhibición fue el Estado de México, al pasar de 226 a 265, mientras que siete entidades no registraron cambios (Quintana Roo, Guerrero, Aguacalientes, Durante, Colima, Campeche y Zacatecas), ésta última es la de menor número de salas con tan solo 26.


En cuanto a los cineclubs y circuitos alternativos, en 2016 se registraron 460 en todo el país, de los cuales 140 se ubican en la Ciudad de México mientras que los estados con menor número son Aguascalientes (2),  Quintana Roo (2),  Tlaxcala (3), Durango (3), Zacatecas (3), Nayarit (4) y San Luis Potosí (4), Sinaloa (4)  y Yucatán (4).


Festivales de Cine


En México se llevaron a cabo 133 festivales de cine en 2016, 14 más que en 2015,  donde la programación incluye el 52 por ciento de películas mexicanas. La mayor parte de encuentros fílmicos se realizan en la capital mexicana (43), le siguen Jalisco (10), Guanajuato (8),  Baja California (7), Puebla (6),  Morelos (4) Oaxaca (4) y Nuevo León (4).


En 2016 tuvieron su primera edición nueve festivales: 24 Risas por segundo, Cecehachero Film, El Festival de Cine con Medios Alternativos, Mira Film Fest. Conciencia en el cine, VR Fest Mx, El Festival Internacional de Imágenes Científicas, Fiesta Internacional de Cine en San Luis Potosí, Voodoo Film Fest y Festival de Cine Oro Negro.



En este rubro podemos destacar la presencia de cine mexicano en el extranjero, en 2016 hubo presencia de películas mexicanas en 405 festivales y muestras de cine en todos los continentes. Se obtuvieron 100 premios internacionales, por primera vez se reconoció el trabajo de cineastas mexicanos en países como Australia, Túnez, Kurdistán, República Dominicada y Vietnam. El país que más premios otorgó a mexicanos fue España con un total de 23, le sigue Francia con 10 y Estados Unidos con 9.


Alba, una coproducción México-Grecia-Ecuador, fue la cinta con más reconocimientos en el mundo con 10, le siguió el documental mexicano Tempestad con 9; El Trompetista, Llévate mis amores, con cinco;  Desde allá, La delgada Línea amarilla y Trémulo con 4. Del total de premios, el 30 por ciento fue para trabajos dirigidos por mujeres.


El cine mexicano y la piratería


Otro dato relevante del Anuario Estadístico de Cine Mexicano 2016 es que el 40 por ciento de película mexicanas estrenadas se pudieron encontrar en el comercio informal, con un  precio por copia ilegal de 21 pesos en promedio. 



En un sondeo que abarcó todas las regiones del país, representadas por 12 ciudades, se encontró que la película más “pirateada” fue ¿Qué culpa tiene el niño?, le siguieron Desierto, Las Aparicio, Busco novio para mi mujer y Compadres.


Para finalizar, cabe señalar que otra alternativa para ver cine mexicano fueron las páginas web no legales, donde la película No manches Frida, estuvo disponible en 20 diferentes sitios, mientras que películas como Desde Allá, Me quedo contigo, Allende, mi abuelo Allende y Un monstruo de mil cabezas, pudieron verse completas en Internet antes de sus estrenos en salas de cine.    


 



MÁS LEIDAS

Juliana Fanjul da voz y rostro a las empleadas domésticas

POR NANCY MORA 18-09-2017 14:43:07

IT arrasa con terror la taquilla mexicana

POR NANCY MORA 18-09-2017 14:39:13

Made in Bangkok y el sueño de una mujer transexual

POR VÍCTOR MANUEL GOCH 17-09-2017 12:35:55