Lo mejor de 2018: Cine Internacional

POR: MAURICIO HERNÁNDEZ

01-01-2019 13:24:15

Lo mejor del cine mundial


Concluye otro año y es momento de recapitular lo mejor que pudimos ver frente a la pantalla. Confieso que hacia la mitad del año, pasaba por mi cabeza la idea de que 2017 había tenido más cintas destacadas, pero este año cerró con una fuerza considerable para darnos grandes historias e interesantes estructuras fílmicas.

Antes de comenzar, le agradezco a usted, querido lector(a), por haber decidido encontrarse con este texto o con algún otro que saliera de mí, hayamos concordado o no. Espero que podamos encontrarnos en más ocasiones.


Ahora, aclaro que este conteo incluye solamente cintas que se pudieran ver en México durante 2018, es decir, que fueron estrenadas este año en las pantallas nacionales. Además, no incluyo las nominadas a Mejor Película de los Premios Oscar, pues -algunas- serían elecciones demasiado predecibles, y muchas de ellas pertenecen a 2017; sin embargo, por supuesto que entran en las menciones honoríficas:


La forma del agua; La rueda de la maravilla; 3 anuncios por un crimen; El proyecto Florida; The Post: los oscuros secretos del Pentágono; Las horas más oscuras; El hilo fantasma (entraría sin duda alguna); Yo, Tonya; La idea de un lago; Paddington 2; Sin amor; Nunca estarás a salvo;  Isla de perrosNo soy una bruja; Virus tropical; Loveling: amor de madre; Porto; Upgrade; Número 37Clímax; Nace una estrella Spider-Man: un nuevo universo.


NACIÓN ASESINA, DE SAM LEVINSON


En apariencia, esta película luce como una simple crítica a la era digital; sin embargo, Nación asesina construye un virtuoso comentario acerca de la mentalidad predominante en este siglo, especialmente en la juventud, tan errante y a la deriva.. Asimismo, hace declaraciones muy pertinentes sobre la configuración sociopolítica actual, su grave tendencia a la violencia descarnada, los juicios en la corte de plaza -mayormente digital- y la banalidad en las interacciones humanas; todo enmarcado en un fluido relato que mezcla ciertas convenciones de la chick flick, el cine de horror y el thriller.



READY PLAYER ONE, DE STEVEN SPIELBERG


Adaptación de la novela homónima, Spielberg vuelve a demostrar su maestría en la dirección con esta cinta terriblemente actual que ofrece paralelismos innegables con la era digital, pero sin arrebatarle el encanto de la novela original: la emoción de una odisea por salvar el OASIS (clara alegoría al escape del mundo terrenal), un servidor virtual que sirve de escape para la humanidad en un tiempo distópico. Un blockbuster de aquellos que sí se recuerdan.



ROSTROS Y LUGARES, DEAGNÈS VARDA Y JR


Rostros y lugares es un conmovedor documental que captura el viaje de Agnès Varda, su directora, y el fotógrafo JR en su travesía por Francia con el objetivo de encontrar los rostros de aquellos que comparten el espacio con ellos, y magnificarlos (literalmente). Además de ser totalmente ameno, la cinta representa con enorme virtud la poética del ciudadano común, dándole un pertinente espacio a aquellos minirelatos de la cotidianidad que nos rodea y usualmente son ignorados. Los destellos en la pequeñez.



EN EL INTENSO AHORA, DE JOÃO MOREIRA SALLES


A pesar de su estructura sencilla, En el intenso ahora es una oportuna construcción documental sobre los movimientos de 1968 que ocurrieron alrededor del mundo. La agitación, el caos y la expectación por el cambio predominan en esta rememoración de un año importante en el sistema. Particularmente, encuentro pertinente este documental para la gente más joven, pues ahora el mundo nos parece ridículamente predeterminado, pero en ese entonces -como se muestra en el filme- un mundo nuevo parecía posible. Nostálgico y poderoso montaje de material de archivo.



LOS ÁNGELES VISTEN DE BLANCO, DE VIVIAN QU


Dos ángeles -en sentido figurado- de 12 años son arrebatadas de su inocencia en un motel. La recepcionista es la única testigo, pero por el temor de perder su empleo se debate entre dar la información para la resolución del caso y el silencio por su seguridad. Además de contar este desgarrador argumento con sobria virtud, Los ángeles visten de blanco sirve como recordatorio de la violencia normalizada -y, en algunos casos, interiorizada- hacia las mujeres en la sociedad. Un relato contundente, adjetivado provechosamente en esta película.



ARÁBIA, DE JOÃO DUMANS Y AFFONSO UCHOA


André vive cerca de una fábrica de acero; un día se topa con el cuaderno de un obrero de ahí, quien ha escrito buena parte de sus memorias en él. Construyendo su relato a partir de esas palabras, esta película no sólo ofrece un conmovedor viaje de un obrero cansado con la vivacidad destruida, quien encuentra un desahogo en las letras, también es una contundente representación de la explotación normalizada en los estratos sociales más bajos. Esta historia se desarrolla en Brasil, pero puede ocurrir en China, India y/o México (y seguramente sí ocurren). La poética de la gente común, pero en un devastador tono grisáceo.



EL PRIMER HOMBRE EN LA LUNA, DE DAMIEN CHAZELLE


Lejos de lo que podría pensarse de una cinta por encargo, Damien Chazelle aquí desmitifica el último gran relato gringo, el Alunizaje, contando esta historia desde la óptica trágica del protagonista que busca el sentido de la existencia en una epopeya espacial. Es decir, busca el todo en la nada. Una película que oscila excelentemente entre una fastuosa realización y la perspectiva del hombre vacío, adjetivada con gran sobriedad. A mi parecer, la película más interesante de Chazelle hasta el momento.



 INFILTRADO EN EL KKKLAN, DE SPIKE LEE


Spike Lee vuelve a sus mejores formas con Infiltrado en el KKKlan (BlacKkKlansman su más adecuado título original), adaptación de las memorias Black Klansman. Como en los viejos días, Lee entrega una poderosa cinta policiaca que contiene un categórico comentario sociopolítico sobre el odio étnico en Estados Unidos. Un incesante choque en el espejo de la realidad social que posee matices terriblemente actuales.



ROMA, DE ALFONSO CUARÓN


Tan alabada y discutida, Roma es una obra indiscutiblemente opulenta y virtuosa en su utilización de la gramática fílmica. Asimismo, es una amplia exploración al México de los años 70, pero que ofrece vistazos de la claroscura realidad de este país siempre llena de contrastes. También significa la consolidación autoral de Alfonso Cuarón, quien ofrece un repaso a su pasado para incluir su trayectoria en esta cinta. Incluso podríamos señalar su relevancia en términos de la discusión que ha provocado alrededor del cine mexicano, pues hace mucho que una película no provocaba tales reacciones.



COLD WAR, DE PAWEL PAWLIKOWSKI


En Cold War, Pawel Pawlikowski cuenta el amor de un par de músicos que se conocen en un coro al servicio del régimen polaco durante la posguerra, pero que después viven en un calor intermitente, como si estuvieran destinados a estar, pero no a permanecer. Demostrando una calidad impresionante a nivel dirección, Pawlikowski ofrece un relato sincero y sin mayores pretensiones que la de homenajear a aquellos músicos que fueran sus padres. Ésta es una completa experiencia fílmica con su meticulosa atmósfera, construida mayormente desde la memoria y contenida en un melodrama realista que trasciende la época en la que está situada. Una obra mayor del cine contemporáneo.